Tras nueve meses de trabajo entre la Asociación de Productores de Cerdos Chilena (Asprocer), la Bolsa de Productos de Chile (BPC), corredoras de bolsa, empresas almacenistas y aseguradoras, pudieron establecer un nuevo mecanismo que permitirá transar kilos de carne de cerdo vivo con peso entre 80 y 120 kilos.

Esta alternativa contempla la venta de títulos emitidos por la BPC, representativos de carne de cerdos vivos con compromiso de recompra (REPOS) por parte del productor, en un cierto plazo y a precios previamente establecidos. De este modo, el productor accede a financiamiento de capital de trabajo y el inversionista a un instrumento de renta fija.

Es más, para pequeños, medianos y grandes productores, este tipo de transacciones permitirá que aumente la competencia en el mercado del crédito, accediendo a mejores condiciones de financiamiento.

De acuerdo a este esquema, Asprocer, previamente acreditado por el Servicio Agrícola y Ganadero de Chile (SAG), tiene el rol de constatar que lo que está almacenado en un determinado lugar corresponde técnicamente a lo que indica el patrón de la Bolsa, a través de un Certificado Técnico o de Calidad.

Finalmente, se estima que las transacciones que se pudiesen generar para productores de menor y medio tamaño, en régimen, girarían en torno a US$22 millones anuales.