Después de algunos meses bajo de trabas, Estados Unidos volverá a exportar aves a Rusia. Pilgrim's Pride Corporation, controlada por el grupo brasileño JBS, recibió la aprobación formal por parte del Departamento de Agricultura de EUA (USDA) para exportar sus productos avícolas al mercado ruso, según un comunicado de prensa. Las plantas habilitadas están en Boaz y Russellville, Alabama, y otra en Dallas, Texas.

Las autoridades rusas firmaron un acuerdo formal con los representantes estadounidenses a principios de mes. En el documento se mostraron los nuevos requerimientos para que el procesamiento de aves exportadas a Rusia. A principios de este año, los EUA estaba bajo restricción debido al uso de agua clorada en el procesamiento de carne de pollo. A partir de esta fecha, el cloro puede ser reemplazado por el cloruro de cetilpiridinio, el ácido peracético o el peróxido de hidrógeno.

La Oficina de Seguridad Alimentaria e Inspección (FSIS), una organización dependiente del USDA, envió a Rusia una lista de los frigoríficos autorizados para comenzar la venta de pollo para este mercado.

El presidente de Pilgrim's Pride y director ejecutivo, Sr. Don Jackson, expresó “nos complace que el nuevo acuerdo esté en vigor y estamos ansiosos de reanudar los envíos de exportación a Rusia lo antes posible”. Además, él agregó “Rusia es un importante mercado de exportación para el pollo de EUA y la reapertura de las fronteras será un impacto positivo y bastante significativo para nuestra compañía y para la industria de EUA”.