En el cálculo de índice de precios al consumidor realizado por la entidad gubernamental del Ecuador, el precio de la carne de pollo representa el 8% del gasto en el grupo de alimentos y bebidas y 45% del gasto del subgrupo de carnes y preparados de carne.

De acuerdo a los datos del Consejo Nacional de Avicultores de Ecuador, el consumo de pollo en este país es de 11 millones de unidades, es decir que cada habitante consume aproximadamente 40 libras al año.

El Sr. José Meza Véliz, investigador de precios y noticias en los mercados de Portoviejo explicó que a inicios de año la libra de pollo a nivel de granja se comercializó en 62 centavos y a la fecha se vende hasta en 75 centavos, mientras que el consumidor final termina pagando US$1,10.

Una de las razones por las que se ha originado la escalada de precios de este producto de la canasta básica sería el elevado costo de la materia prima, es decir el alimento balanceado que se emplean en la dieta de las aves.

Según el Sr. Meza, la información que manejan es que muchas granjas han bajado el ritmo de incubación, a diferencia del año anterior que se reportó una sobreproducción de aves y consecuentemente una baja en los precios de la carne de pollo y de los huevos. El precio fijado es un precio determinado por las granjas integradas en función de sus costos de producción, quienes a su vez fijan su margen neto de utilidad.

La industria avícola ecuatoriana mueve US$800 millones en ventas anuales y la industria maicera otros US$60 millones.