Aproximadamente 80% de la producción de Goiaves Avicultura, Buriti Alegre (151 km de Goiânia, GO, Brasil) estará orientada hacia el mercado musulmán. El frigorífico está en funcionamiento desde hace dos meses, con 300 empleados y con una capacidad de sacrificio de 80.000 aves diaria. La inversión total de la planta faenadora fue US$51 millones.

De acuerdo con el gerente administrativo de Goiaves, Sr. Sergio Rodrigues Vaz, en un año la empresa estará operando a plena capacidad. “Habrá dos turnos, sacrificando 200.000 aves por día”.

Todo el proyecto de las instalaciones fue diseñado para cumplir con las normas internacionales del mercado árabe y de la Comunidad Europea. El Sr. Rodrigues explicó que el proceso de sacrificio está orientado a partir de los principios religiosos islámicos.