Esta es la apuesta financiera del momento en el agro chileno. La suma a transar es de US$680 millones. Si todo se desarrolla según lo presupuestado en las reservadas reuniones que llevan adelante el Ministerio de Agricultura de Chile (Minagri) y la Bolsa de Productos, el próximo año podría estar en funcionamiento. El objetivo es que productores y procesadores de maíz, trigo y arroz transen opciones de precios futuros.

En palabras simples, un agricultor podrá saber a qué valor venderá su materia prima aun antes de sembrar.

“La ventaja para los productores es que podrán tener un piso de precio. Van a poder calcular cuánto en insumos y trabajo pueden meterle a una hectárea de cultivo y así saber con antelación en qué condiciones saldrán adelante con su negocio”, afirma, el Sr. César Barros, presidente de la Bolsa de Productos.

A pesar de la tradicional resistencia del sector agrícola chileno a utilizar instrumentos financieros, debido a su complejidad, hay optimismo en la Bolsa, organismo que lidera los estudios previos para lanzar un mercado de opciones. Un instrumento similar ya opera con éxito en el agro mexicano y las autoridades aztecas viajarían próximamente a Chile para reunirse con su contraparte del Minagri.

La idea de los promotores es que el Ministerio asegure la participación del número más grande posible de agricultores, especialmente pequeños y medianos, los que menos conocimiento tienen de instrumentos financieros. Que un mayor número de productores ingrese al sistema permitirá darle una mayor liquidez al mercado. En términos gruesos, se estima que anualmente en Chile se transan US$300 millones, tanto en trigo como maíz, a lo que se sumarían cerca de US$80 millones en arroz.

Esos rubros fueron seleccionados porque sus precios futuros son ampliamente conocidos. La idea es usar las transacciones de la Bolsa de Chicago, la mayor del mundo en cuanto a materias primas, como referencia. Para esto, se trabaja con los profesores de la Universidad Católica Nicolás Majluf y Gonzalo Cortázar para estudiar las diferencias que se producen esporádicamente entre la bolsa norteamericana y los precios pagados en Chile.

La operación del mercado de opciones agrícolas tomará elementos del mexicano. En ese país los productores y elaboradores pueden acceder a seguros, cuya prima es contratada y bonificada por el gobierno. En términos prácticos, un agricultor puede contratar un seguro para vender su producción a un elaborador en un precio determinado.