Advertisement

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
on August 12, 2010

Mayor consumo de carne porcina en Costa Rica

Los porcicultores costarricenses están incentivados por el aumento del consumo per cápita de carne porcina en este país.

Este año según los porcicultores costarricenses se sacrificaron 55.000 porcinos mensualmente, 10.000 animales más al mes que en el año 2009. Con respecto al consumo por persona pasó de 8,9 kilos en 2004 a 11,6 kilos en 2009, 33% más, según cifras aportadas por el sector.

“El año pasado fue el mejor de los últimos cinco años, pese a que nos enfrentamos con la gripe AH1N1, que fue mal llamada fiebre porcina”, dijo Renato Alvarado, presidente de la Cámara de Porcicultores de Costa Rica.

Además, los Porcicultores de Costa Rica indican que invirtieron mucho dinero en publicidad para apañar los daños producidos por la gripe AH1N1; los efectos negativos solo duraron una semana y las campañas fueron significativamente efectivas, incrementando el consumo en el país.

Es más, los porcicultores aseguran que en el 2009 se sacrificaron 45.000 porcinos por mes en la planta de faenamiento para abastecer el mercado interno de Costa Rica. Este año la cantidad subió a 55.000 porcinos al mes.

Este incremento en el consumo de carne viene de la mano con un aumento en las exigencias de los costarricenses por carne de mejor calidad.

El Sr. Alvarado citó por ejemplo que hace 50 años el valor del animal se cuantificaba por la cantidad de grasa; actualmente ocurre todo lo contrario, puesto que los consumidores esperan cortes de cerdos magros).

Otra información adicional que aportaron los porcicultores es que, tradicionalmente, los costarricenses consumen más chuleta, costillas y posta en los primeros seis meses del año; mientras que de julio a diciembre la mayor demanda es de piernas y otros cortes finos.

“En el último semestre del año las empresas comercializadoras prefieren importar, porque la demanda de producto es muy específica, por lo que se prefiere no sacrificar para no tener que congelar la carne”, manifestó el Sr. Alvarado.

Asimismo, el presidente de la Cámara aseguró que el consumo de carne de cerdo podría ser mayor si los precios en el mercado fueran monitoreados constantemente. Además, él explicó que el precio se ha mantenido, siendo para el productor de US$3,1 por kilo y para el carnicero aproximadamente de US$3,4. Sin embargo, agregó que cuando la carne es colocada para la venta los precios pueden subir hasta en 150%.

“Es necesario que esta situación se supervise. Si se regula el precio, muchas más familias también podrán consumir carne porcina”, comentó el Sr. Alvarado.

Comments powered by Disqus