La Autoridad Europea en Seguridad Alimentaria (EFSA) ha publicado recientemente un informe en el cual se evalúan los factores que contribuyen a la diseminación de campylobacter en pollos vivos y en canales en la Unión Europea(UE). Este informe es posterior a la primera encuesta llevada a cabo entre todos los miembros de la UE sobre la incidencia de esta bacteria en pollos y en sus canales. Las conclusiones de este estudio permitirán determinar el papel de la carne de pollo en la campilobacteriosis humana, así como definir posibles opciones de control.

Con respecto al tema, la EFSA recomienda que dicho control debe basarse en programas integrados que incluyan las granjas de pollos y los mataderos. Otros estudios en el ámbito nacional podrían permitir una mejor identificación de los factores de riesgo para las infecciones por campylobacter en cada país.

De acuerdo a este informe, la EFSA confirma que lotes de pollos infectados con esta bacteria tienen 30 veces más posibilidades de producir canales contaminadas y que éstas también podrían proceder de lotes de pollos no infectados, lo que implica la posibilidad de contaminaciones cruzadas en el matadero.

Asimismo, otros factores que tienen relación con un mayor nivel de contaminación de las canales es la edad de los pollos sacrificados, el período del año en que se sacrifican con un pico de contaminación entre julio y septiembre en EU y el momento del día en el que las canales son procesadas, con un mayor riesgo de contaminación a última hora del día.