Advertisement

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
on August 27, 2010

Sector avícola argentino crece con una leve ayuda de intervención estatal

Los frigoríficos de carne de ave de Argentina no tienen restricciones para exportar a cambio de entregar algunas partidas a precios ajustados en el mercado interno.

Mientras el resto de los sectores agropecuarios y agroindustriales presentan diversos problemas, conflictos e incertidumbres, existe uno que sigue creciendo de manera sostenida. Se trata del sector frigorífico avícola.

Esto se debe principalmente a que no hay intervención estatal. Los productores avícolas pueden vender tanto en el mercado interno como en el exterior prácticamente sin ningún tipo de traba burocrática. La única condición para lograr esto, acordada periódicamente con el secretario de Comercio Interior argentino, Sr. Guillermo Moreno, es abastecer al mercado interno con algunas partidas de productos avícolas a precios recortados.

Las causas de la bonanza del sector son múltiples. Debido a las retenciones (20% del valor FOB) y a las restricciones vigentes sobre las exportaciones del cereal el sector dispone de una materia prima baratísima: en Uruguay el valor del maíz puesto en Montevideo – según datos de la Cámara Mercantil de Productos del País– se ubica entre 230 y 240 US$/tonelada. Unos pocos kilómetros hacia el este, en Entre Ríos, el cereal se puede adquirir en un rango de 125 a 130 US$/tonelada.

El sector además se ubica en los primeros lugares del ranking de sectores agroindustriales que reciben subsidios oficiales: en lo que va del presente año 2010 ya recibió más de US$ 110 millones.

El fuerte crecimiento de los precios minoristas de la carne bovina, producto de la liquidación masiva de hacienda realizada entre 2007 y 2009, contribuyó a que el consumo interno de carne aviar se mantuviera estable en términos relativos (según datos oficiales de la Dirección de Animales Menores y Granja del Minagri el consumo aparente de carne aviar en el primer semestre de 2010 fue de casi 32 kg/persona/año versus 33 kg/persona/año en 2009). Además, en lo que va del presente año la faena viene creciendo.

En el primer semestre de 2010 se exportaron 98.186 toneladas de cortes frescos aviares, una cifra 68% superior a la registrada en el mismo período anterior (62% de los envíos en el primer tramo de este año se colocó en Venezuela y Chile, mientras que otro 11% tuvo como destino a Sudáfrica). El resto de las exportaciones del complejo aviar (carnes procesadas, subproductos y harinas animales) se mantuvo, según datos del Senasa, prácticamente constante (40.104 toneladas en enero-junio de 2010 versus 39.605 en el mismo período del año pasado).

Los precios de exportación de los principales productos del sector se mantienen firmes. En la primera quincena del presente mes de agosto se declararon exportaciones de pollos eviscerados sin trocear congelados por 5324 toneladas a un valor promedio ponderado de 1533 US$/tonelada (posición arancelaria 0207.12.00.100L; datos SIM/Afip). En julio pasado se habían declarado 14.016 toneladas a un promedio de 1615 US$/t; en junio 15.412 toneladas a 1561 US$/t; en mayo 13.186 toneladas a 1574 US$/t; y en abril 14.358 toneladas a 1555 US$/t.
Comments powered by Disqus