La compañía JBS informó que su filial Pilgrim’s Pride restablece las exportaciones de carne de pollo a Rusia, una vez que el Servicio de Inspección de Seguridad Alimentaria de EUA (FSIS) libere los certificados que deben acompañar los envíos.

Pilgrim's Pride tiene cuatro frigoríficos en EUA autorizados para exportar a Rusia, instalados en las ciudades de Boaz y Russellville, en Alabama; Athens, en Georgia; y Dallas, en Texas. La compañía espera comenzar los envíos desde los puertos estadounidenses.

“La demanda de Rusia es fuerte. Vendimos toda nuestra producción habilitada para los próximos 30 días y los precios siguen siendo fuertes”, dijo en un comunicado el presidente de Pilgrim's, Don Jackson. “Rusia es un mercado importante para el pollo de los EUA y la reapertura de sus fronteras será un gran beneficio para la industria y nuestra compañía”.

En julio, el organismo oficial ruso junto con el de EUA firmaron un acuerdo formal sobre el establecimiento de nuevos requisitos de procesamiento para pollos producidos para ser exportados a Rusia.

A principios de este año, Rusia prohibió las exportaciones de pollos desde los EUA que eran producidos con agua clorada. Con los nuevos requisitos aprobados en julio, las compañías de EUA pueden reemplazar el agua clorada por el cloruro de cetilpiridinio, el ácido peracético o el peróxido de hidrógeno, informó la compañía JBS.