Con un consumo per cápita de casi 92 kg al año, el mercado interno continúa siendo el mejor destino de la producción de carnes, confirmaron técnicos uruguayos del Instituto Nacional de Carnes. El otro dato significativo es que se mantiene una tendencia de demanda creciente.

Según un informe difundido por el Sr. Gabriel Costas, del Departamento de Mercado Interno de (INAC) de Uruguay, el consumo de carnes vacuna, porcina y ave en el mercado local aumentó durante el primer semestre de 2010 en relación a igual período de 2009. Como era previsible, se produjo una contracción del consumo carne ovina, producto de la menor oferta y del importante aumento de los precios.

Según los datos divulgados por INAC, en los primeros seis meses de año hubo un incremento de 4,4% en el consumo local de la carne vacuna, de 6% en porcinos y de 2% de carne aviar. Contrariamente a ello, el consumo de carne de ovino cayó hasta el 57%.

Los análisis de los especialistas vaticinan un probable aumento de la demanda de las carnes alternativas para el resto del año, refiriéndose a carne de ave y porcina, aunque ello no será en desmedro de que se mantendrá sostenido y en crecimiento el consumo de la carne vacuna.

El año anterior el consumo anual per cápita de carnes del mercado local fue de 58,2 kg de vacuno, 19 kg de carne de ave; 8,6 kg de porcina y 5,8 de ovina. El total fue de 91,6 kg por persona al año.

El incremento del consumo se mantiene en alza constante desde el año 2007 cuando se situaba en 81,5 kg por persona/año, lo cual indica que en el período analizado se produjo un aumento de más de 10 kg anuales.

En relación con la evolución de los precios al público, en el acumulado del primer semestre de 2010 el conjunto de bienes que compone la canasta de consumo de la economía medido a través del IPC mostró un alza del orden del 3,1%. En ese período, el precio para la carne vacuna en términos corrientes aumentó 7,8% y el de la carne aviar y el de la carne porcina disminuyeron 20% y 1,1%, respectivamente. En la evolución de precios en términos constantes se observó un alza en el precio de la carne de vacuno de 4,5%, mientras que hubo bajas de 22,4% y 4,1% en las carne de ave y porcina, respectivamente.

Este comportamiento de consumo de los uruguayos determina que el mercado interno es el más importante considerando el total de los destinos de las carnes vacunas que produce este país, tal como ocurrió en los últimos dos años. La tendencia indica que esto se mantendrá durante 2010, puesto que en Uruguay se consume más carne que la que se coloca en la Federación Rusa, la Unión Europea, el Nafta, China y el Mercosur, que son los principales destinos de la producción uruguaya en el exterior.