La industria avícola colombiana ya se olvidó de vender a Venezuela y ahora concentra sus esfuerzos en exportar a Asia, mercado que consideran estratégico para el crecimiento.

Cuando el sector se reunió en su Congreso Nacional, los empresarios analizaron las perspectivas económicas, el crecimiento del consumo de huevos y aves por parte del mercado interno, así como el análisis de las relaciones con la administración del presidente de Colombia Juan Manuel Santos.

El ministro de agricultura, Sr. Juan Camilo Restrepo Salazar, presentó durante el congreso a los avicultores colombianos las líneas que impulsará el gobierno.

La industria avícola de Colombia genera 340.000 empleos directos en 300 municipios y según el gremio, quiere posicionarse en la locomotora del sector agropecuario.

Advertisement

El presidente de la Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi), Sr. Jorge Enrique Bedoya Vizcaya, manifestó: “Más que hacer peticiones al gobierno, lo que buscamos es que tener políticas estables y consistentes en el tiempo. Es importante, por ejemplo, la revisión del mecanismo de Agro Ingreso Seguro (AIS), el apoyo a la ley de tierras, la evaluación de aspectos tributarios que se derivan del proyecto de ley del primer empleo y buscar el fortalecimiento de las instituciones públicas que tienen que ver con la sanidad animal, la internacionalización de la economía y la necesidad imperiosa que tiene el sector de encontrar mercados de exportación en los países del continente asiático. En ese sentido, más que pedir subsidios para el sector, lo que necesitamos es el respaldo gubernamental”.

En cuanto al mercado interno, el Sr. Bedoya señaló que: “Este está bien encaminado. Cerraremos el mercado doméstico con aproximadamente 9.700 millones de huevos y más de un millón 50 mil toneladas de pollo, lo que implica ver cómo crece el consumo per cápita. Vemos que los consumidores van jalonando la demanda de proteína de origen animal y el pollo y el huevo están en un nivel preponderante”.