La producción avícola venezolana tiene mercado seguro. El consumo de pollo nacional está posicionado como el segundo de Latinoamérica. El primer lugar está ocupado por Brasil, que supera en población a Venezuela, y se permite una cría en granja de más de 10 millones toneladas de aves. De acuerdo a la Asociación Latinoamericana de Avicultura, el consumo per cápita de Venezuela es de 34.70, siguiendo a los 37.82 kilogramos per cápita de los brasileños. La data revela que la producción de pollo está en 852,676 toneladas. Tiene la quinta posición en la escala de grandes productores.

Otros datos internos, como los del Instituto Nacional de Estadística, indica que de 68 kilogramos per cápita por año subió a 80 el consumo por habitante. Esa alza debió compensarse con el aumento de las importaciones. Hasta hace dos años, el principal proveedor de pollos de engorde era Colombia. El Ministerio de Agricultura de ese país calculó que en el cierre de 2008 vendió a Venezuela 30 mil millones de dólares en pollo y huevos.

Pero, el roce político de los mandatarios, Hugo Chávez Frías de Venezuela, y Álvaro Uribe Vélez de Colombia, dio un viraje a las negociaciones. Los 80 contratos firmados con avicultores colombianos, a principio de 2010, se suspendieron a casi dos meses de haberse anunciado. El gobierno de Chávez busco un sustituto rápidamente para evitar inclinar la oferta, ante una voraz demanda de pollo. Argentina entraría al mercado. Brasil ya tenía negocios de exportación, estos fueron aumentados, paralelamente los productores avícolas argentinos suministraron más materia prima para el consumo humano, y tecnología con capacitación técnica.

Para Argentina significó más de US$2.6 millones en el primer semestre de 2009, mientras que para 2010 las estadísticas están por sobre las 48,100 toneladas de pollos por un orden de US$ 81.9 millones. Las autoridades argentinas estiman cerrar el año con 75,000 toneladas, US$ 115 millones.

La crianza de pollos en Latinoamericana tiene un mercado productor de 15 naciones. Los destacados son: Brasil, con 10,240,000 toneladas, México, 2,682,000 toneladas, Argentina, 1,340l,000, Colombia, 924 mil.

Advertisement

La producción avícola venezolana está desde 2003 sujeta a regulación de precios del producto terminado para la venta al público. El Gobierno, mediante decreto, reguló la colocación del pollo a nivel de matadero en el 2010. Se controlaron los niveles de comercialización, desde el productor hasta el consumidor.