Para la compañía Pilgrim's Pride, entre el 2011 y 2012, el proyecto de expansión debe centrarse en las plantas que se encuentran activas actualmente, en lugar de la reapertura de las inactivas, de acuerdo con jefe ejecutivo de la empresa, Don Jackson. La compañía, controlada por el grupo brasileño JBS S.A, es uno de los mayores procesadores de carne de pollo en los Estados Unidos. "Todavía pretendemos seguir adelante con la expansión, pero no puede ser una reapertura", dijo Jackson en una conferencia después de presentar los resultados de la empresa.

El mayor procesador de pollo de EUA todavía tiene la intención de abrir nuevamente la unidad inactiva Douglas (Georgia) en enero de 2011. Las autoridades habían dicho que la compañía iba a reactivar otras plantas - una en 2011 y otra en 2012. Jackson declaró que hoy, en vez de esto, la compañía puede ampliar las unidades existentes, sería más barato.

Jackson afirmó que Pilgrim's Pride se propone alcanzar la meta de 10%, independientemente de la reapertura o de las expansión. Este objetivo se produce en un momento en que los analistas están preocupados por el crecimiento de la oferta de pollo, que puede pesar sobre los precios del producto, ya que los productores tienen que hacer frente el aumento del gasto en alimentos. El ejecutivo estima que la demanda por alimentos para el consumo fuera del hogar crecerá 3% en 2011 y ayudara a compensar la presión de oferta. "En este momento no estamos esperando una reducción en la producción", dijo él.

Números de Pilgrim's Pride  

El ingreso de Pilgrim's Pride, cayó en 30%, a US$57.9 millones, que representa US$0.27 dólares por acción para el tercer trimestre fiscal, comparado con US$ 82.7 millones, ó US$ 1.07 por acción, en el mismo período del año pasado. La compañía, controlada por el grupo brasileño JBS.

Advertisement

Los ingresos cayeron 0,9% a US$1,72 billones en este mismo período. El margen bruto se redujo a 9.3%, frente al 10% anterior. El resultado fue mayor de lo esperado por los analistas, que esperaban una ganancia de US$0.18 por acción sobre los ingresos de US$1.76 billones, con un margen bruto de 7.9%. Según la compañía, los resultados de 2009 incluyeron un beneficio fiscal de US$24.8 millones, mientras que este año registró una provisión de US$30.5 millones.

Stephen Share, analista de Morgan Joseph & Co, dice que los recortes en los costos de la compañía están dando muchos frutos. La compañía salió de la bancarrota en diciembre del año pasado después de 13 meses de reestructuración, lo que dejo a JBS como accionista mayoritario.

El director general de Pilgrim's, Don Jackson, afirmó que el resultado refleja una mejora de la eficiencia operacional y el control de costos logrados en sus actividades. La compañía destacó que el escenario es optimista para el próximo año, a pesar de aumento de precios de los cereales y la incertidumbre económica en los EUA.