El frigorífico brasileño Marfrig, segundo en tamaño en su país, tras las siete plantas que adquirió este último año en Argentina. Recientemente, de acuerdo a fuentes del sector, esta compañía de Brasil ha comprado una nueva planta en funcionamiento. En esta ocasión se trata de Mirab, que produce jerky beef, ubicada en el Parque Industrial de Pilar, Buenos Aires, Argentina.

Esta empresa argentina, Mirab, ha mantenido un muy bajo perfil en el mercado interno argentino, ya que dedical 100% de su producción a la exportación. Uno de sus dueños sería el estadounidense Gary Crawford, mientras que algunos socios locales estarían vinculados al banco de inversión MBA.

La página web de la empresa indica que, Mirab es la líder mundial en elaboración de jerky beef para marcas de terceros, tanto en volumen como en participación de mercado. Mientras que en Argentina tiene un frigorífico ciclo II (como se llama a los que no faenan animales sino que sólo separan los cortes del hueso), que produce la manufactura, en Michigan, Estados Unidos, cuenta con una planta de procesamiento, envasado y distribución. A nivel local, el trámite de su inscripción en el Senasa es de 1987, por lo que tendría más de veinte años en funcionamiento.

Advertisement



Ciertamente, el interés Marcos Molina dos Santos, dueño de Marfrig, en esta empresa es ser más fuerte en el mercado estadounidense, donde su rival Friboi (el mayor frigorífico de Brasil) compró a principio de año una distribuidora de carnes cocidas y conservas (dueña de Tupman Thurlow, Astro Sales International y Austral Foods), y Bertin (el tercer grupo de Brasil) adquirió otra en Miami. Así, usaría a Mirab para ingresar y luego distribuir en el mercado estadounidense también su carne cocida y conservas. Hoy, dirige al NAFTA apenas el 3.5% de sus ventas externas, según su balance.

Marfrig ya producía jerky beef en Brasil y en Tacuarembó, una de las cuatro plantas que compró en Uruguay. En Argentina, es dueño de los frigoríficos exportadores AB&P, Quickfood, Estancias del Sur y Best Beef. Entre los tres países donde tiene plantas, faena 21.100 cabezas diarias, casi la mitad que se sacrifica en toda Argentina.