El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva dijo que debido a la creciente demanda por alimentos en el mundo, "está llegando la hora en que los commodities están teniendo cada vez más valor que los productos manufacturados".

El presidente hizo esta afirmación después de recordar que hace algunos años atrás, se decía que Brasil no podría continuar siendo un exportador de productos básicos y necesitaba vender más bienes manufacturados.

"El mundo necesita más comida y Brasil es quien tiene el poder de producir más alimentos", afirmó Lula durante un discurso en la ceremonia de graduación de los nuevos diplomáticos del Instituto Río Branco de Brasil.

Balance de la política exterior  

El presidente brasileño aprovechó la ocasión para hacer un balance de la política exterior de su gobierno y defender, principalmente la llamada "estrategia sur-sur" que se centra en reforzar los lazos con otros países en desarrollo.

Advertisement

Lula dijo que en su gobierno, Brasil se acercó a más a Argentina y defendió las soluciones adoptadas para resolver las crisis que han surgido con Bolivia (como resultado de los precios del gas), y Paraguay, debido al acuerdo relativo a la planta hidroeléctrica de Itaipú.

Para recordar la crisis del gas con Bolivia, Lula reafirmó que la soberanía del país andino en materia de combustible es "intocable", pero que a la vez, en una conversación con el presidente boliviano Evo Morales, resaltó que Brasil había hecho inversiones en la producción gasifica en Bolivia, y por lo tanto los brasileños tienen derechos.

El presidente brasileño reconoció que Brasil cedió en las negociaciones con Bolivia, así como lo hizo en el caso del acuerdo con Paraguay, que recibirá tres veces más por el excedente de energía de Itaipú enviado a Brasil. El valor anual pasará de US$120 millones a US$360 millones.

"Creo que nunca tuvimos un clima de tranquilidad y respeto como el que tenemos con Paraguay. Es un clima de una asociación de confianza", dijo Lula. "Para nosotros crecer económicamente, es importante que estos países crezcan junto a nosotros", añadió él.