Las proyecciones para la producción avícola argentina es que crecerá por sobre el 5 % promedio anual durante los próximos cinco años, esto es muy alentador para los productores argentinos.

Una investigación del mercado de consumo de huevos a nivel doméstico y la acción estratégica planificada en conjunto con todas las entidades empresarias que agrupan a los avicultores argentinos, prevén que el consumo de huevo aumentará anualmente de 215 huevos por habitante a 265 huevos por persona, hacia el año 2017.

De acuerdo a los argentinos, las perspectivas para el huevo son positivas si se considera el contexto internacional:

Advertisement

  • La aplicación de la normativa europea 74/1999 establece la exigencia para la Unión Europea en el año 2012, del cumplimiento de exigentes requisitos productivos que aseguren el bienestar animal, la trazabilidad y el marcado del huevo;
  • El alza del consumo de carnes y huevos en los mercados más importantes del Pacífico;
  • El consecuente crecimiento de la industria del huevo líquido, seco, integrado a otros alimentos y del uso en la farmacopea;
  • El aumento de las exportaciones del huevo fresco a países limítrofes de argentina; y
  • La revalorización de las bondades nutracéuticas del huevo.

Los empresarios avícolas destacaron que Europa, debido a la implementación de normativas en pro del bienestar animal está dejando de ser competitiva a nivel internacional, ya que se verá obligada a reducir su productividad y aumentar considerablemente sus costos productivos. Finalmente, destacaron que es un momento clave para el diseño de estrategias competitivas.