La Organización Mundial del Comercio comunicó que las exportaciones mundiales perdieron celeridad en el tercer trimestre, aumentando sólo en 18% frente al crecimiento de 26% que registro el segundo trimestre de 2010. El incremento más significativo de las ventas al exterior ocurrió en Brasil, con un aumento de 33%, seguido de China y Japón, con 32% y 28%, respectivamente, según OMC. Tras un adverso año 2009, en el cual el intercambio global se redujo en 12.2%, mostrando una caída sin antecedentes desde la Segunda Guerra Mundial, la Organización Mundial de Comercio percibe este año 2010 como la luz al final del túnel.

Por esto, a pesar de la desaceleración del comercio entre julio y septiembre, la entidad mantiene optimista su previsión, informada hace dos meses atrás. Donde se estimo un crecimiento de 13.5% en el conjunto del año. No obstante, las estadísticas del primer semestre del intercambio mundial indicaron una reanimación respecto a la caída generalizada observada el año anterior, la ralentización observada en el tercer trimestre crea aprensiones con respecto a la recuperación de la economía a nivel mundial.

Advertisement

Todos los expertos concuerdan en que no se puede confirmar a ciencia cierta que este año sea el fin de la crisis. Debido a que en el panorama económico mundial, y fundamentalmente en la economía estadounidense, aún existen diversos componentes que podrían cambiar sensiblemente los progresos de algunos indicadores.

De acuerdo, al director general de la OMC, Sr. Pascal Lamy, la recuperación de la economía no ha sido capaz de tener un impacto significativo en los niveles de desempleo existentes. Él agregó: “El consenso sobre la apertura hacia el mercado y la inversión fue puesto en duda ante el incremento de la desocupación”.