El secretario ejecutivo de la entidad gubernamental, Sr. Jorge Luis Galindo, manifestó en rueda de prensa que el proyecto será el instrumento con el que se garantiza la implementación del Protocolo de Cartagena de Bioseguridad (PCB), que fue ratificado por Guatemala en 2004. De acuerdo al funcionario, el PCB, que entró en vigencia en enero de 2000, es la herramienta que ordena todas las labores que se desarrollen en torno a los transgénicos en este país centroamericano.

A través del proyecto de bioseguridad, según el Sr. Galindo, se busca garantizar un nivel adecuado en la transferencia, manipulación y utilización segura de los transgénicos y organismos vivos modificados (ovm) de la biotecnología moderna que puedan tener efectos adversos para la conservación sostenible de la biodiversidad.

Advertisement

“En los últimos 10 años, Guatemala se ha ido desarrollando ampliamente en el tema de la biotecnología y existe una gama de instituciones con capacidad para desarrollar trabajos sobre ese tema”, él añadió. El Sr. Galindo reiteró que el proyecto representa el marco claro en el que se puede implementar el PCB porque se brindará información verídica sobre los transgénicos que se desarrollen o ingresen a Guatemala. Este proyecto, explicó, se realizó con el apoyo y acompañamiento del Fondo Mundial del Medio Ambiente (GEF) y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

El PCB es un instrumento internacional del Convenio sobre Diversidad Biológica que establece los derechos y obligaciones de los Estados firmantes, en el tema de los transgénicos, con énfasis en los movimientos transfronterizos y las posibles implicaciones en salud humana. El PCB establece que si un transgénico daña la biodiversidad o la salud de los habitantes del país se debe prohibir su utilización.