Para el 2011, en la provincia de Yucatán se proyecta aumentar la calidad y dar valor de exportación a la producción de la carne de pavo, para lo cual se proponen obtener el primer Rastro Tipo Inspección Federal dedicado exclusivamente a procesar esta especie de aves, que será el segundo en el país. Mediante, el sistema de Tipo de Inspección Federal en México se asegura la calidad higiénico – sanitaria de los productos que surgen de diversos establecimientos como son rastros, frigoríficos, obradores y empresas que se dedican a la elaboración de alimentos procesados, así como en temas de tipo zoosanitario que tiene que ver con el control o eliminación de enfermedades.

Por su parte, el gerente de las granjas de pavos "Tur King", Sr. Roberto Reyes Rivas manifestó que con la certificación TIF los productores yucatecos de pavo podrán ingresar al mercado de hoteles y restaurantes de la Riviera Maya, también proverían al mercado nacional, exportarán a Cuba, El Salvador y otros países de Centroamérica que desde hace años demandan por producción mexicana.

Además, el empresario explicó que Yucatán tiene el mayor consumo per cápita de carne de pavo en el país y es el segundo productor nacional de este segmento, después de Chihuahua. Es más, el 70% del pavo que se consume en Yucatán y en este país es exportado de otros países. En México solamente existe un rastro TIF para este tipo de ave, ubicado en Chihuahua, de la empresa Parsons.

Publicidad

El socio de la empresa avícola, Sr. Gerardo Abraham Goff, relató que Tur King es una empresa que se formó hace cinco años, en sus dos primeros ejercicios tuvieron números negros, ya que en 2007 se conjungaron, la devaluación del peso frente al dólar y el lío mundial de la producción de etanol, que disparó el precio del maíz. "Aunque la empresa quebró, se volvió a levantar y en los últimos tres años se han logrado mantener los niveles de producción, que es lo más importante porque permite la planeación del crecimiento", estableció él.

Además, él se refirió a que la crianza de pavos es un negocio de alto riesgo y, si consigues el producto terminado, descubres que no tienes dónde vender: vivo sólo se puede ofrecer en un mercado pero sin un rastro TIF no puedes procesarlo y cubrir un mercado seguro que tiene en supermercados, hoteles, restaurantes y exportaciones.

El Sr. Gerardo Abraham ahondó que por ese motivo se han fijado el objetivo de concretar en los próximos meses el primer Rastro TIF para la línea de pavos, una inversión que, al partir, duplicará la generación de empleos en las comisarías meridanas del Norte, donde se ubican las granjas de Tur King, y también duplicará la producción.