La Comisión Europea ha compilado en un solo informe los resultados de los últimos 50 estudios científicos llevados a cabo en la Unión Europea sobre la seguridad de los transgénicos. Este documento reúne las investigaciones científicas realizadas en la UE desde 2001 sobre la seguridad de los transgénicos. El documento busca aportar positivamente al complejo debate directo en la sociedad sobre los organismos modificados genéticamente, recordando que la ciencia ha demostrado en numerosas ocasiones que los transgénicos que ingresan en el mercado, ya sea para cultivo o para consumo humano o animal, son tan seguros como los convencionales.

Este documento se ha titulado “Una década de investigación sobre OMGs financiada por la Unión Europea” reúne los últimos 50 proyectos de investigación científica realizados entre 2001 y 2010 en el ámbito comunitario en torno al a seguridad de los transgénicos. Esta compilación contó con una financiación de 200 millones de euros, estos proyectos son reflejo del compromiso de la UE por la investigación en la materia, asegurando la máxima seguridad para la población.

Además, el documento resalta que de acuerdo a los resultados de estos proyectos, no existe ninguna evidencia científica que relacionen a los transgénicos con un mayor índice de riesgo para el medio ambiente, la seguridad de los alimentos o de los alimentos balanceados para animales que las obtenidas a través de plantas convencionales.

Advertisement

También, las investigaciones confirman que los transgénicos ayudan de forma activa en la lucha contra la desnutrición mundial, especialmente en los países menos desarrollados. Se resalta también cómo los transgénicos ayudan a incrementar el rendimiento productivo y a adaptar a la actividad agrícola a los retos que plantea el cambio climático.

El informe aúna las investigaciones en cuatro bloques temáticos: evaluación de riesgo y gestión, seguridad alimentaria, impacto medioambiental, y biocombustibles. Desde 1982 la Comisión Europea ha invertido más de 300 millones de euros en investigar los OMGs para garantizar a los ciudadanos la seguridad.