La Universidad Nacional Autónoma de México y la farmacéutica Boehringer Ingelheim concretizaron un pacto para el desarrollo de una vacuna recombinante contra la influenza aviar subtipo H5N1, de muy alta patogenicidad, que inmuniza a las aves contra ese mal.

El proyecto, dirigido por Laura Palomares Aguilera y Octavio Ramírez Reivich, del Instituto de Biotecnología, y Mauricio Realpe Quintero, de Boehringer Ingelheim Vetmedica, la división veterinaria de esa trasnacional, permitirá contar el próximo año con una vacuna para este tipo de influenza.

Esta investigación científica ya fue acreedora del Premio Canifarma Veterinaria 2010 en la categoría de Desarrollo Tecnológico, otorgado desde 1987 por la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica de México.

Como es conocido, la influenza es una afección con un considerable impacto para la salud de diversas especies animales. Su control a nivel veterinario es importante para evitar pérdidas económicas y controlar el padecimiento en humanos, pues las cepas con mayor patogenicidad en el hombre son las que llegan de un hospedero animal.

Publicidad

Habitualmente, las vacunas utilizadas para su control se preparan en embriones de pollo; el inconveniente es la baja disponibilidad de huevos, la posible transmisión de enfermedades, la ineficiente inactivación del virus, el manejo de este último potencialmente patógeno y la imposibilidad de diferenciar animales inmunizados de los que no lo están.

Una de las posibilidades son las recombinantes, en las que se expresa únicamente una o varias proteínas de la influenza. Las obtenidas por este medio son altamente eficientes y no generan reacciones adversas.

La alianza de la investigación entre la UNAM y Boehringer Ingelheim Vetmedica (empresa con sede en Guadalajara) incluye la generación y mantenimiento de bancos celulares y baculovirales, la producción en biorreactor con condiciones controladas, la formulación de la vacuna y las pruebas con animales.