El fiscal del Consejo Administrativo de Defensa Económico de Brasil, Cade, ha recomendado al Consejo que imponga restricciones a la fusión de Sadia y Perdigão. El objetivo es permitir que una tercera empresa pueda competir con Brasil Foods, BRF, resultante de la fusión que creó a la mayor empresa procesadora de pollos del mundo.

El Procurador General del Cade, Gilvandro de Araújo, solicita que, si no se encuentra una solución, el Cade vete la operación.

El abogado da consejos para ayudar a la corte, pero la palabra final es del consejo, quien juzgará esta operación el próximo mes.

Advertisement

En un comunicado BRF afirmó que está abierto a una solución negociadora y que "dada la ausencia de barreras relevantes a la entrada (de nuevos competidores), la existencia de intensa rivalidad y la generación de importantes sinergias y eficiencias que se transmite al consumidor final, BRF sigue confiando en la aprobación de la transacción por el CADE".

En su opinión, el abogado critica las soluciones recomendadas por la Secretaría de acompañamiento Económico, SEAE, que en junio de 2010, recomendó al Cade que se condicionara la aprobación de la transacción a la concesión de licencias de una de las dos marcas por cinco años o la venta de nombres como Batavia, o Claybom Doriana.

Araújo dice que esas medidas no son suficientes para prevenir el ejercicio abusivo de poder del mercado por parte de la compañía BRF en garantizar economías o ahorros al consumidor.