El presidente de Francia, Sr. Sarkozy manifestó estar a favor de una libertad de comercio en igualdad de condiciones, sin embargo agregó que no ve “por qué hay que aceptar productos que no responden a las normas que se imponen a nuestros agricultores”.

Mencionó informes según los cuales la aplicación del texto del proyecto de acuerdo UE-Mercosur podría significar una reducción de los ingresos de 20% al 25% para los agricultores y consideró que los países del mercado común sudamericano (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela) han de entender que “tiene que haber un límite”.

Publicidad

De acuerdo, a la evaluación de la Comisión Europea presentada a finales del mes pasado, el establecimiento de un acuerdo de libre intercambio entre los dos bloques económicos, cuya negociación se inició hace once años, sería globalmente beneficioso para la UE, aunque acarrearía pérdidas para el sector agrícola.

Tras una ronda de negociaciones entre las dos partes llevadas a cabo del 2 al 6 de mayo pasados en Asunción, Paraguay, hay otra nueva reunión programada entre el 4 y 8 de julio, en Bruselas, para analizar la falta de avance en acceso a los mercados con Mercosur.