Podría aumentar el número de empresas brasileñas afectadas por la prohibición de exportar carne a Rusia. Esta advertencia fue realizada por Sergey Dankvert, director de Inspección Sanitaria Agrícola de Rusia. Dankvert señaló una vez más que si Brasil no se ajusta a las exigencias de Rusia para la conservación de carne, otras compañías se verán afectados por las restricciones impuestas ya impuestas a 89 frigoríficos, en los Estados de Mato Grosso, Paraná y Rio Grande do Sul.

Esta semana, la ministra de Agricultura de Rusia, Yelena Skrinnik debe conversar con los técnicos de la Secretaría de Defensa Agropecuaria del Ministerio de Agricultura de Brasil, que se encuentran en Moscú tratando de conseguir que el gobierno ruso reanude las importaciones de carne brasileña.

Publicidad

Brasil es uno de los principales proveedores de productos al mercado ruso, enviando 45% carne bovina, 35% carne porcina y 19% carne aviar, de acuerdo con el Instituto de Marketing Agrícola de Rusia.