El Presidente boliviano, Sr. Evo Morales, promulgó la “Ley de Revolución Productiva Comunitaria y Agropecuaria” en un acto ante organizaciones campesinas e indígenas leales a las que pidió garantizar “la seguridad alimentaria con soberanía” del país y mantener el apoyo político a su gobierno.

Por su parte, el ministro de la Presidencia, Carlos Romero, explicó a los medios que la ley es parte del plan gubernamental para fomentar la producción agrícola y que antes dio otros pasos como el reparto de tierras a indígenas y campesinos y la eliminación de las relaciones de servidumbre en algunas regiones rurales.

Además, “La ley en ningún momento se ha planteado promover, fomentar los transgénicos. Por el contrario, prohíbe los transgénicos”, afirmó el ministro de la Presidencia, al señalar que, en cambio, se protegerá el “patrimonio genético” y la riqueza de la biodivesidad de Bolivia.

Publicidad

De acuerdo, al Sr. Romero, la norma se plantea la mejora de semillas o recursos genéticos pero eso “no tiene nada que ver con transgénicos”.

La ley obliga además a que los productos importados lleven etiquetas especiales si tienen componentes transgénicos para que los consumidores estén informados cuando compren los alimentos.