En el primer semestre de 2011, el índice de participación de carne de pollo exportada en la producción total brasileña retrocedió al segundo nivel más bajo de los últimos seis años y medios, 13 semestres.

En el período, el volumen de exportación representó 30.2% de la producción total, índice que sólo es superior al 27.2% obtenido en el primer semestre de 2006, ocasión en que las exportaciones brasileñas se vieron afectadas por la crisis, externa, de la influenza aviar.

Naturalmente, cuanto menor es la participación de las exportaciones en la producción total, menor es la influencia de las variaciones externas sobre el mercado interno. Pero esto sucede, antes que todo, por la readecuación de la producción total. No es lo que está ocurriendo en el sector desde hace algún tiempo.

Por ejemplo, el índice actual de 30.2% no es muy diferente del registrado en el primer semestre de 2005, de 30.6%. La única diferencia importante que hay, es que la oferta interna estaba en alrededor de 35 a 36 kg per cápita, y ahora ésta es de aproximadamente de 45 a 46 kilos. Y es por todo conocido que es imposible pasar impune por una expansión de la oferta de esa naturaleza en tan corto espacio de tiempo. Es decir, la industria avícola ahora paga un alto precio por eso. Pero, qué es lo que ha sucedido, la producción paso a crecer a una velocidad superior a la de las exportaciones.

Publicidad

Ejemplificando, el primer semestre de 2005 para el mismo periodo de 2009, las exportaciones aumentaron en casi 34%. Pero como la producción aumentó sólo 17%, el incremento en la disponibilidad interna fue aún más pequeño, no alcanzó el 10%. Sin embargo, entre 2005 y 2011, para un aumento de 42% en el volumen exportado se registró una expansión de 44% en la producción. Resultando que el índice de incremento de la disponibilidad interna total en el período de 13 semestres superó el 45%.

Para el 2011 el sector exportador viene previendo una expansión de un máximo de 5%. Debido a que el aumento promedio de los seis primeros meses del año estuvo próximo al 7%, está claro que la expansión de este semestre debería ser inferior a 5%. Con esto, la producción no podrá repetir el 6.68% del semestre pasado, ya que con esto, la disponibilidad interna se incrementará por encima de 7%.

Es cierto, que para aquellos que desean y necesitan obtener precios más acordes con los costos, éste no es el nivel de expansión más adecuado de la producción.