Los avicultores peruanos tienen ganas de hacer algo más. En un país en el que se consumen 41 kg a nivel nacional de pollo (y en la zona metropolitana de Lima se consumen hasta 70 kg per cápita), hay que buscar alternativas.

 

Para ello, durante el pasado Congreso Peruano de Avicultura realizado del 1 al 3 de septiembre en Lima, buscaron inspiración en los países de Latinoamérica y sus diferentes casos de éxito. Las sesiones plenarias trajeron a empresarios líderes provenientes de allende sus fronteras: Granja Tres Arroyos, Brasil Foods, Agrosuper y Bachoco, así como las experiencias gremiales de Fenavi de Colombia, Asohuevo y APA de Chile, ABPA de Brasil, y de la Asociación Latinoamericana de Avicultura (ALA).

 

Hay grandes comunes denominadores que van desde el norte, con Bachoco de México, hasta el sur, con Granja Tres Arroyos de Argentina o Agrosuper en Chile: todas empezaron como pequeñas empresas familiares. Luego, cada una fue tomando su rumbo, pero a las tres las caracteriza también su internacionalidad, ya sea por que exportan, o porque compraron empresas en el extranjero y cotizan en la Bolsa de Nueva York.

 

La cuestión es que los avicultores peruanos obtuvieron una amplia gama de prácticas de esta formidable experiencia. Seguramente, algunos habrán sacado ideas y estarán pensando en poder exportar.

 

No obstante, lo cierto es que esto está enfocado a la producción de pollo, pero no deben de pasar por alto que en el Perú, el consumo de huevo es de apenas 184 unidades, lo que da un enorme campo de mejora. Quizás incursionar más en esta área sea también una oportunidad que se deba explorar para seguir atendiendo su creciente consumo nacional de proteína.

 

Recordemos que el huevo también es una excelente proteína y muy accesible para todos los estratos sociales.

Benjamín Ruiz puede ser contactado en bruiz@wattnet.net.