Pese a la reciente declaratoria de autosuficiencia en producción de maíz amarillo duro hecha por el Gobierno del Ecuador, el Ministerio de Agricultura de este país andino autorizó esta semana la importación del grano, según reporta La Hora, medio de comunicación que aseguró que esta decisión se tomó luego de reuniones entre autoridades ministeriales y representantes de los sectores avícola, porcícola y harinero.

El mismo medio citó al presidente del Grupo de Productores de Alimentos de Ecuador, Edison Garzón, quien manifestó que esta medida tendrá el efecto buscado de evitar el incremento del insumo "si se importa el grano rápidamente, antes de la primera quincena de enero, para no afectar los procesos productivos en marcha".

Por su parte Henry Peña Jiménez, presidente de la Corporación Nacional de Maiceros del Ecuador y miembro del Consejo Consultivo del Comité Técnico de Agricultura, comentó que se había advertido al gobierno que si bien la cosecha de maíz había sido muy buena, no bastaba para responder a la creciente demanda interna, "por lo que recomendamos hace varios meses que no se debían cerrar las importaciones, pero demoraron mucho en tomar la decisión".

De acuerdo con proyecciones gremiales, la producción nacional de maíz cubre el 80 por ciento de la demanda nacional y solamente hasta el año 2016 se alcanzaría la autosuficiencia efectiva en este cereal. Además de celebrar la apertura de importaciones, los productores privados se comprometieron a comprar el maíz amarillo al precio oficial de US$16.72 por quintal (46 kilos). La cotización de este insumo vital para la industria avícola había alcanzado en días pasados hasta los 20 dólares, fruto de acciones especulativas.