El diario Página Siete reseñó a finales de abril la celebración del primer aniversario en territorio boliviano de esta cadena internacional de restaurantes especializada en preparaciones a base de pollo frito. Los festejos se cumplieron en los dos establecimientos abiertos en la ciudad de Santa Cruz de La Sierra, en los sectores comerciales de Ventura Mall y Avenida La Salle.

“En estos doce meses hemos compartido el sabor de la receta original, creada hace más de setenta años por el Coronel Harland Sanders en Kentucky, con más de 1.2 millones de personas en la ciudad de Santa Cruz”, afirmó al periódico Sergio Hanna, gerente general de Delosur, la firma responsable en Bolivia de esta franquicia estadounidense con más de 18,000 restaurantes en los cinco continentes y presencia en 130 países y territorios.

El mismo directivo señaló que “nos preparamos para incursionar a mediano plazo en otras regiones del país. En el marco de nuestro plan de inversiones estamos ultimando detalles para inaugurar nuestra tercera tienda, que estará situada en el Cine Center de Santa Cruz. Estamos creciendo con base en la demanda del consumidor”.

Sin precisar cifras, el titular de Delosur destacó también el aporte de KFC (Kentucky Fried Chicken) a la producción agrícola boliviana con la compra de “productos frescos". Cada comida que se sirve en nuestros restaurantes de esta cadena es preparada en el mismo día, dentro de la misma tienda, con productos frescos adquiridos a los productores agrícolas bolivianos y por cocineros capacitados en el país”.

El montaje de la operación de KFC en Bolivia inició en el segundo semestre de 2013; desde entonces y hasta la primera apertura en abril de 2014, se puso en marcha un plan para aplicar los mismos estándares que emplea en todos sus restaurantes en el mundo. KFC Corporation, con sede en Louisville (Kentucky, EUA), es la cadena de restaurantes de pollo frito de mayor reconocimiento mundial. Cada año abre 1,200 tiendas. KFC Corporation es una subsidiaria del grupo Yum! Brands.