Publicidad

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
Mercados y negocios / Nutrición y fabricación de alimentos balanceados
4 de mayo de 2015

Mala cosecha y bajos precios para soya uruguaya

Por condiciones climáticas los rendimientos por hectárea no fueron los esperados, cayendo a 2.4 toneladas.

La zafra de soya en Uruguay correspondiente al periodo 2014/2015 registrará entre 3.4 millones y 3.5 millones de toneladas, un comportamiento decepcionante frente a una proyección previa de 3.9 millones de toneladas. Así lo publicó el diario montevideano El País, el cual resalta que estos “magros resultados se dan por el déficit hídrico que enfrenta el país, al que se debe sumar la caída de los precios internacionales de la oleaginosa”.

Para esta altura del año, el país sudamericano experimenta temperaturas superiores al promedio y lluvias inferiores a lo normal en la mayoría del territorio, lo que ya ha estado afectando los rendimientos del campo. “La situación hídrica no se puede medir de forma aislada, hay que hacerlo considerando un contexto internacional adverso, con una caída significativa en el precio de las materias primas, a lo que se suman costos de producción elevados”, dijo el presidente de la uruguaya Asociación Rural, Ricardo Reilly.

El precio de la soya por tonelada se redujo en un año de 500 dólares a los actuales 345 dólares, “lo que redundará en menores o nulas ganancias para los productores”. Estimaciones del Ministerio de Ganadería y Agricultura afirman que se perderían unos 800 millones de dólares en la presente cosecha: 600 millones corresponderían a la caída de los precios y poco más de 200 millones a un menor rendimiento del cultivo por la sequía.

En el año 2014, las utilidades producto de la exportación de soya en la nación charrúa alcanzaron los 1,621 millones de dólares. “Teníamos la posibilidad de tener un año con rendimientos récord, pero vamos a obtener unas 2.4 toneladas por hectárea y vamos a terminar con un año regular”, dijo a El País el gerente de Agronegocios del Plata, Marcos Guigou. Para Eduardo Blasina, de la consultora Blasina & Asociados, “los productores que se jugaron a soja de primera (octubre), no hicieron trigo el año pasado. Les fue bien, pero el problema es que muchos hicieron trigo con cebada y soja de segunda y primero tuvieron pérdidas por exceso de lluvias y ahora les falta agua”.

Comments powered by Disqus