Entre 1,500 y 2,000 millones de dólares podrían entrar a la economía argentina si el gobierno central autoriza la exportación de nueve millones de toneladas de maíz amarillo duro, aseguró recientemente el diario bonaerense La Nación. “Con esa medida se conseguiría tranquilidad, cambiaría durante parte de lo que resta de la campaña electoral y una fuente de divisas baratas antes que recurrir al endeudamiento para cubrir su déficit fiscal”, comentó el rotativo.

De acuerdo con la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, se prevé una producción total de 25 millones de toneladas del grano en la campaña 2014/2015, y el Ministerio de Agricultura argentino la estimó en 31 millones de toneladas, “sumando grano comercial y para alimentación animal”.

Publicidad

En este contexto, sigue señalando el periódico, en la Asociación de Maíz y Sorgo Argentinos (Maizar) creen que “podrían abrirse 9 millones de toneladas más para la exportación”, según señaló su director ejecutivo, Martín Fraguío. A valores actuales para la exportación, y si mejoraran con la apertura, “el ingreso de divisas podría ser de un piso de 1,500 millones de dólares y llegar hasta los 2,000 millones”.

Desde Maizar se agrega que el total de maíz que la Argentina podría colocar este año en el exterior rondaría los 20 millones de toneladas. Es un volumen apenas superior a lo esperado por el Ministerio de Agricultura, que calcula hasta el momento 18.5 millones de toneladas. Para los productores, permitir la exportación de estos 9 millones de toneladas de maíz disponibles mejoraría los actuales precios internos del cereal: “Hoy el maíz amarillo está en 980 pesos (US$107.6) la tonelada, pero se podría estar pagando a 1,046 pesos (US$114.8) si estuviera abierta la exportación”, afirmó a La Nación Lorena D'Angelo, analista de mercados.