Grupo Bafar, empresa mexicana fundada hace 30 años en Chihuahua, propietaria hoy en día de 10 marcas de alimentos, entre ellas Parma y Sabori, pone su confianza en el mercado mexicano y en los de exportación. Va a construir un nuevo complejo agroindustrial, junto con una central de cogeneración de energía en La Piedad, Michoacán, con una inversión de alrededor de 650 millones de dólares.

“Estos recursos se destinarán a las nuevas plantas, operaciones logísticas y a los nuevos puntos de venta para producir, movilizar y comercializar las más de 350 mil toneladas de productos que se fabricarán por año en el nuevo complejo”, dijo Eugenio Baeza, presidente y director general de la compañía.

Con esta inversión podrá incrementar su producción de productos procesados de cerdo, pollo y res, que planea exportar a Estados Unidos, Centroamérica, al tiempo en que incursionarán en nuevos mercados, tales como Corea y Canadá.

Publicidad

Grupo Bafar da empleo a 14,000 personas, con ventas netas por $9,126 millones de pesos (unos 570 millones de dólares), un incremento de 12.7 por ciento contra un año antes y comercializó 194,760 toneladas de producto, un alza de 8.41 por ciento. Cuenta con seis centros de negocios: división de productos de consumo (DPC), retail, manufactura, logística, ganadería y exportaciones.