Carlos Lozano, gerente general de la compañía avícola bogotana Santa Reyes, suscribió recientemente un acuerdo de distribución y comercialización de sus huevos con la cadena de supermercados Super Inter, lo cual supondrá que una quinta parte de la producción de esta empresa, con 45 años de existencia, llegará a ciudades distintas a la capital colombiana y poblaciones aledañas del centro del país, su tradicional nicho.

“Con este acuerdo, sumado al que logramos el año pasado con la cadena Olímpica, nuestros productos ya están disponibles para el público en 30 almacenes de grandes superficies. Nos falta atacar más las ciudades intermedias; allí tendremos que llegar poco a poco. Ya estamos en Pereira, Buenaventura y Riohacha, por mencionar solo algunas, además de nuestras sucursales en Cali, Medellín y la costa Caribe”, explicó Lozano al diario La República.

Publicidad

El directivo señaló que la posibilidad de exportar huevos colombianos “es muy difícil, tal vez en tres años podríamos empezar a trabajar en ello”. En cuanto a ventas, Santa Reyes alcanzó los $63,600 millones (US$ 20.3 millones) durante 2014 y para la presente vigencia espera conseguir $75,000 millones (US$ 24 millones). “Invertimos en innovación el 1 por ciento de nuestras ventas y eso nos ha permitido sacar productos con valor agregado. Estamos muy fuertes con temas funcionales como huevos con Omega 3, lanzamos claras pasteurizadas y redefinimos la línea tradicional”, añadió.

Sobre el alza en los precios al detal que se vive en los productos avícolas en Colombia a raíz de la devaluación del peso frente al dólar, vía materias primas importadas, Carlos Lozano indicó que “este año los huevos han subido entre 3.5 por ciento y 4 por ciento. Yo creo que subirán otro 6 por ciento en los próximos meses para un incremento total en 2015 del 10 por ciento”.