Control y prevención de la enfermedad de Newcastle en países latinoamericanos

Hace ya muchas décadas que muchos países latinoamericanos están dura y endémicamente afectados por la enfermedad de Newcastle. El control y/o prevención efectivos de esta enfermedad se hace básicamente con dos medidas esenciales: vacunación y prácticas de bioseguridad. Aunque los programas de vacunación con vacunas convencionales vivas e inactivadas en países endémicos son en general suficientes, no son capaces de evitar la infección.

Las aves se desafiaron con la cepa Chimalhuacán del virus del Newcastle (cada barra en el gráfico es una prueba/empresa diferente).
Las aves se desafiaron con la cepa Chimalhuac√°n del virus del Newcastle (cada barra en el gr√°fico es una prueba/empresa diferente).

La enfermedad de Newcastle es una afección infecto-contagiosa propia de las aves, identificada por primera vez en 1926, casi simultáneamente en Java, Indonesia y en Newcastle, Inglaterra.

Causada por un virus de la familia Paramyxoviridae, subfamilia: paramyxovirinae, del género Avulavirus, la enfermedad de Newcastle es una de las patologías más temidas por los productores avícolas, debido a la alta morbilidad y mortalidad que ocasiona, lo que en consecuencia genera graves pérdidas económicas. Además, conjuntamente con la influenza aviar, forma el par de enfermedades más importantes que afectan a las aves de la moderna avicultura industrial e impiden completamente la comercialización internacional de productos avícolas. Esta enfermedad afecta a pollos, pavos, aves silvestres en cautiverio y, ocasionalmente, a los humanos de forma muy leve y sin infecciones letales.

Las variaciones del virus de la enfermedad de Newcastle se establecen con base en su grado de patogenia; los patotipos se describen con relación a su grado de virulencia, los cuales se clasifican, en general, en cuatro tipos de virus:

  1. Velogénico viscerotrópico y/o neurotrópico (cepas salvajes de campo; muy alta morbilidad y mortalidad)
  2. Mesogénico (cepas salvajes de campo y vacunales; mediana morbilidad y mortalidad)
  3. Lentogénico (cepas vacunales)
  4. Apatógeno (cepas vacunales)

Enfermedad endémica

Hace ya muchas décadas que muchos países latinoamericanos están dura y endémicamente afectados por la enfermedad de Newcastle. Los países considerados oficialmente endémicos a Newcastle velogénico por la OIE (Organización Mundial para la Salud Animal) en Latinoamérica son:

  • M√©xico
  • Guatemala
  • Belice
  • El Salvador
  • Honduras
  • Rep√ļblica Dominicana
  • Venezuela
  • Colombia
  • Ecuador
  • Per√ļ
  • Bolivia

Seg√ļn la OIE, solo 16 pa√≠ses en todo el mundo a√ļn no han notificado brotes de la enfermedad de Newcastle velog√©nica.

Control y prevención

El control y/o prevención efectivos de esta enfermedad se hace básicamente con dos medidas esenciales: vacunación y prácticas de bioseguridad.

Además de las buenas prácticas de bioseguridad (aislamiento / limpieza y desinfección / control del flujo de personas, equipos, materiales en general y aves), el control consiste en la vacunación preventiva, mediante la combinación de vacunas vivas e inactivadas. Los tipos de vacuna y programas de vacunación varían en función de la situación epidemiológica de la empresa, región o país, o sea, de la virulencia de las cepas presentes, fin zootécnico de las aves y calendario de producción.

Sin embargo, aunque los programas de vacunación contra Newcastle con vacunas convencionales vivas e inactivadas en países endémicos son en general suficientes para reducir la morbilidad y mortalidad, no son capaces de evitar la infección ni disminuir la excreción viral fecal en aves vacunadas y desafiadas por una cepa de campo.

Por otro lado, los países libres de la enfermedad de Newcastle velogénica que decidan vacunar para simple prevención en caso de una posible entrada en el país, sufren de importantes pérdidas económicas debido a las reacciones posvacunales inducidas por las vacunas convencionales.

Finalmente, es crucial recordar que la presencia de altos niveles de anticuerpos maternos interfiere con el desarrollo de una inmunidad s√≥lida despu√©s de la vacunaci√≥n al d√≠a de edad. Por lo tanto, los brotes continuos en parvadas comerciales vacunadas contra Newcastle demuestran que las estrategias actuales no son totalmente eficaces. √Čstas se pueden mejorar mediante una nueva generaci√≥n de vacunas, tales como las vacunas vectorizadas.

Vacunas vectorizadas

La vacuna vectorizada contra la enfermedad de Marek y contra el Newcastle está compuesta por una cepa vacunal viva del virus de Marek (HVT) en cuyo genoma se insertó el gen del virus de Newcastle que produce la proteína F (proteína de fusión); por eso se conoce como rHVT-ND. Cuando las aves se vacunan con esta cepa recombinante rHVT-ND, el virus rHVT se replica y produce la proteína F. Al final, este virus recombinante rHVT-ND inducirá una protección efectiva contra ambas enfermedades. La protección contra Newcastle se produce a partir de la respuesta inmune contra la proteína F producida por el rHVT-ND.

El desarrollo de esta fuerte respuesta inmunitaria celular y humoral contra la proteína F es altamente eficaz en prevenir la infección de las aves por el virus de campo de la enfermedad de Newcastle, pues es la propia proteína F el factor que permite la fusión del virus con la célula del hospedero y subsecuente infección de la célula. Cuando esta proteína F presente en la superficie de los virus de Newcastle se neutraliza por la inmunidad existente en aves vacunadas con la vacuna vectorizada rHVT-ND, no sucede o disminuye de manera muy significativa la infección del ave por el virus de Newcastle.

Tres situaciones epidemiológicas en Latinoamérica

1. M√©xico:  alto desaf√≠o al campo por una cepa velog√©nica de alta patogenia/ cepa Chimalhuac√°n / IPIC = 1.89-1.93

En situaciones de alto desaf√≠o al campo por cepas muy virulentas del virus de Newcastle, el prop√≥sito principal de las vacunas vectorizadas es b√°sicamente reemplazar las vacunaciones con vacunas inactivadas oleosas al primer d√≠a de vida y en el campo. El plan de vacunaciones con vacunas vivas sigue lo mismo inicialmente hasta que, despu√©s de alg√ļn tiempo de uso de la vacuna vectorizada, se compruebe una ca√≠da real en la presi√≥n de infecci√≥n en el campo. Esto propiciar√≠a una revisi√≥n y eventual ajuste en el n√ļmero de dosis de vacunas vivas aplicadas en la empresa en cuesti√≥n.

En M√©xico se han realizado innumerables pruebas de campo (en ocho empresas) con la vacuna vectorizada en los √ļltimos 2-3 a√Īos en pollos de engorda, en las que las vacunas inactivadas se reemplazaron por la vectorizada al primer d√≠a de vida o in ovo.

Entre las cuatro y cinco semanas de edad se obtuvieron de las granjas grupos de pollos vacunados con el plan rutinario de le empresa y con la vacuna vectorizada, que se llevaron al laboratorio de una universidad y se desafiaron con una dosis viral alta (6 log10 DIE50 v√≠a gota ocular) de la cepa Chimalhuac√°n.

En la figura 1 se presentan los datos de mortalidad de las ocho pruebas. Todas las aves vacunadas con la vacuna vectorizada estaban 100 por ciento protegidas aunque las aves vacunadas con vacunas inactivadas y vivas presentaron una menor protección contra mortalidad en tres de las ocho pruebas.

Sin embargo, los resultados más importantes en estas pruebas, y de altísima importancia epidemiológica, fueron exactamente los datos de excreción viral (cuadro 1). O sea, cuánto del virus de desafío fue excretado por las aves vacunadas con los dos diferentes programas de vacunación después de la infección experimental en el laboratorio (datos de 6 pruebas/empresas diferentes). Las aves que se vacunaron con la vacuna vectorizada más vacunas vivas (grupo VTM ND) excretaron muchos menos virus (rango de 58.5 hasta 100 por ciento) que las aves vacunadas con vacunas inactivadas más vacunas vivas (grupo convencional).

Estos resultados indican claramente que las aves vacunadas con la vacuna vectorizada estaban más protegidas, pues presentaron una replicación del virus de desafío mucho menor. Por lo tanto, estos datos significan que con el tiempo de uso de la vacuna vectorizada en una región se podrá obtener una reducción significativa en la presión de infección ambiental. Tal hecho puede significar en algunos países del mundo, una evidente posibilidad de implantación de un programa de erradicación de Newcastle.

2. Per√ļ:  bajo a mediano desaf√≠o al campo por una cepa velog√©nica de alta patogenia / IPIC = 1.88

Aunque la enfermedad de Newcastle velog√©nica sea una realidad epidemiol√≥gica en Per√ļ, la diseminaci√≥n de la enfermedad no es uniforme en todas las zonas de la avicultura industrial, de manera que hay zonas con frecuentes brotes y otras donde no se distinguen indicaciones cl√≠nicas y/o serol√≥gicas de desaf√≠os de campo.

Se llev√≥ a cabo una prueba de campo de gran tama√Īo en una empresa con un bajo desaf√≠o de la enfermedad de Newcastle velog√©nica. Se compar√≥ el desempe√Īo zoot√©cnico y comportamiento cl√≠nico de pollos de engorda vacunados con la vacuna vectorizada VTM ND m√°s una sola dosis de vacuna viva al primer d√≠a (grupo VTM ND; 995,250 pollos) con pollos vacunados con el plan vacunal normal de la empresa (una dosis de vacuna viva al primer d√≠a m√°s otras dos dosis de vacuna viva al campo, grupo control; 950,275 pollos).

En la figura 2 se presentan los resultados cl√≠nicos, zoot√©cnicos y econ√≥micos de los dos grupos comparados. Se detect√≥ una diferencia estad√≠sticamente significativa en todos los par√°metros medidos entre los dos grupos. Las aves vacunadas con la vacuna vectorizada no s√≥lo se desempe√Īaron mucho mejor cl√≠nicamente (mortalidad) y zoot√©cnicamente (√≠ndice de producci√≥n, conversi√≥n alimenticia, peso final), sino tambi√©n al final de la prueba se comprob√≥ que hab√≠an generado una ganancia extra de 217 d√≥lares por cada grupo de 1,000 pollos (216 mil d√≥lares en toda la prueba).

A este cálculo de costo:beneficio se incorporaron todos los parámetros normalmente utilizados en la crianza de pollos de engorda (costo de pollito, costo del alimento, costo de los planes vacunales, costos de medicaciones, mortalidad, edad al sacrificio, conversión alimenticia ajustada, peso final ajustado y precio de venta por kg del pollo a la edad de sacrificio).

Este desempe√Īo mucho mejor de las aves vacunadas con la vacuna vectorizada se debe muy probablemente a una mejor protecci√≥n contra el bajo desaf√≠o en el campo del virus de Newcastle, as√≠ como a la eliminaci√≥n de las reacciones posvacunales inducidas a las aves de las dos vacunas vivas aplicadas en campo.

3. Brasil:  pa√≠s libre de la enfermedad de Newcastle velog√©nica, donde del total de pollos producidos se vacuna s√≥lo el 22 por ciento

En Brasil no existe la EN velogénica y solo 22 por ciento de todos los pollos producidos en el país se vacunan contra esta enfermedad en una sola zona geográfica (noreste). Los planes vacunales utilizados en esta zona son muy leves y prácticamente 100 por ciento de las empresas utiliza una sola dosis de una vacuna viva al primer día de vida aplicada por aspersión. En general, las empresas utilizan una cepa vacunal apatógena (Phy.LMV.42), eventualmente cepas lentogénicas traqueotrópicas (HB1 o C2) o una lentogénica enterotrópica (VGGA).

Rara vez alguna empresa revacuna en campo, en general por razones de proximidad geogr√°fica con aves de traspatio.

Una eventual vacunación con la vacuna vectorizada tendría básicamente tres propósitos muy evidentes:

  1. Proveer una protección más efectiva contra una eventual entrada de Newcastle en el país o desde aves de traspatio criadas cerca de la avicultura industrial
  2. Posibilitar la interrupci√≥n de la vacunaci√≥n con vacunas vivas convencionales y as√≠ eliminar el riesgo de reacciones posvacunales rodantes que puedan interferir en el desempe√Īo de las aves
  3. Vacunar aves de vida larga (reproductoras y ponedoras comerciales) al primer día de vida y asegurar una protección total (sin mortalidad y sin signos clínicos) de por vida contra Newcastle en estos tipos de aves

Con los prop√≥sitos 1 y 2 en mente, se realizaron varias pruebas de campo en la regi√≥n noreste del pa√≠s, donde la vacuna vectorizada desplaz√≥ en 100 por ciento las vacunas vivas utilizadas al primer d√≠a (y en el campo en una empresa) en varias empresas de pollos de engorda. O sea, las aves fueron simplemente vacunadas con la vacuna vectorizada, v√≠a subcut√°nea al primer d√≠a o in ovo, sin ninguna otra aplicaci√≥n de vacuna convencional. Los desempe√Īos cl√≠nicos y zoot√©cnicos se compararon en nueve empresas con un total de casi 9.5 millones de pollos vacunados con la vacuna vectorizada.

Los resultados de tres empresas muy representativas del universo de planes vacunales empleados se presentan en el cuadro 2. Igual que en el Per√ļ, los pollos vacunados con la vacuna vectorizada (VTM ND) siempre presentaron un mejor desempe√Īo zoot√©cnico, cl√≠nico y econ√≥mico que los pollos vacunados con las vacunas vivas convencionales, incluso aquellos vacunados con una vacuna con cepa apat√≥gena (Phy.LMV.42) la cual no induce reacciones posvacunales detectables cl√≠nicamente en las aves.

Estos mejores resultados de productividad y económicos de los pollos vacunados con la vacuna vectorizada parecen tener origen exactamente en la menor magnitud de lesiones histológicas observadas en la tráquea de las aves durante el periodo de engorda. Esto se evidencia en el cuadro 3, en el que se observa que con excepción de la empresa 3 a los 28 días de edad, en todos los otros muestreos de tráquea las aves vacunadas sólo con la vacuna vectorizada presentaron calificaciones de lesiones histológicas significativamente menores que las observadas en aves vacunadas con vacunas vivas convencionales.

Comentarios finales

Después de tener amplias pruebas en tres diferentes situaciones epidemiológicas de la enfermedad de Newcastle, la vacuna vectorizada rHVT-ND se ha probado claramente en cuanto a que:

  • Es muy efectiva en la protecci√≥n cl√≠nica contra la enfermedad de Newcastle
  • Es la herramienta inmunol√≥gica m√°s segura para la prevenci√≥n de la enfermedad de Newcastle
  • Por sus caracter√≠sticas biol√≥gicas distintivas puede tornarse un factor clave para la implantaci√≥n y manutenci√≥n de programas de erradicaci√≥n de la enfermedad de Newcastle a nivel regional (empresas o grupo de empresas) as√≠ como a nivel nacional 
Page 1 of 1585
Next Page