Colusión del pollo en México, paralelismo con el caso chileno

Similitudes rodean los cargos de cartelización ratificados para las dominantes compañías avícolas en Hispanoamérica.

Nadia Jasmine, Freeimages.com
Nadia Jasmine, Freeimages.com

Al conocerse las recientes informaciones que se están generando desde México con motivo de la llamada “Conspiración del Pollo”, se observan desarrollos que de manera obligada llevan a pensar en el “Caso Pollo” de Chile, el cual parece estar más avanzado en sus consecuencias de tipo legal. Estas últimas incluyen la disolución de la otrora envidiada y considerada visionaria Asociación de Productores Avícolas (APA Chile), así como el inicio de cuantiosas demandas civiles de los consumidores contra las empresas avícolas chilenas involucradas que se estiman en más de 1,200 millones de dólares y que por ahora siguen su tortuoso curso en los juzgados.

En ambos países las investigaciones involucran a los productores y las organizaciones gremiales, pero por ahora sólo en la nación suramericana están tocando otras instancias, como los comercios organizados y las cadenas de grandes superficies que, al parecer, tuvieron un papel innegable en la configuración de esta práctica de competencia desleal cada vez más perseguida en los países latinoamericanos, en todo tipo de bienes y servicios de consumo masivo.

¿Llegará el episodio mexicano hasta la disolución de su poderoso ente gremial, las sanciones a los comercios detallistas y las demandas civiles de los consumidores, como ya se ha visto en el país austral? El tiempo lo dirá, entre tanto, bien vale señalar en este análisis de Industria Avícola las coincidencias y las especificidades de cada caso.

 

La “Conspiración de Pollo” de México

El “Caso Pollo” de Chile

Entes investigadores y acusadores

 

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

 

La Fiscalía Nacional Económica (FNE).

Empresas avícolas implicadas

 

Industrias Bachoco, Pilgrim’s Pride, Tyson, Pollo de Querétaro y San Antonio (México).

 

Agrosuper, Don Pollo y Ariztía (Chile).

 

Organizaciones gremiales vinculadas

 

Unión Nacional de Avicultores de México (UNA).

 

Asociación de Productores Avícolas de Chile (APA), se ordenó su disolución.

 

Multas definidas hasta la fecha

 

Suman US$ 7.7 millones ($132 millones de pesos mexicanos).

 

Llegaron a los US$60 millones.

 

Fecha de inicio de las investigaciones

 

En 2010, analizando los años 2008 y 2009.

En 2011, con análisis de 1996 a 2010.

Primeros fallos condenatorios

 

2013 (Comisión Federal de Competencia Económica, Cofece).

 

2014 (Tribunal de la Libre Competencia, TDLC).

 

Ratificación de primeras sanciones

 

Agosto de 2015 (Suprema Corte de Justicia de la Nación, SCJN).

 

Octubre de 2015 (Corte Suprema).

 

Estado actual de los procesos

 

Los sancionados interpusieron nuevos recursos legales de defensa (juicios de amparo) para revertir multas.

 

Se considera como cosa juzgada para avícolas y ente gremial. Siguieron demandas civiles de los afectados y acusación de la FNE contra comercios minoristas, casos que están en estudio.

 

Demandas por asociaciones de consumidores

 

No se conocen acciones parecidas generadas en México, pues todavía falta fallar nuevas apelaciones.

 

La Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios de Chile (Conadecus) ya demandó por US$1,200 millones a las empresas implicadas.

 

Minoristas chilenas fueron acusadas

La FNE chilena presentó en la segunda semana de enero de 2016 una demanda ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) contra las tres mayores cadenas de supermercados de ese país – Walmart (con sus marcas Lider, Ekono y aCuenta), Cencosud (Jumbo y Santa Isabel) y SMU (matriz de Unimarc) – acusándolas de haber participado en un acuerdo para fijar, a través de sus proveedores, un precio mínimo de venta de la carne de pollo fresco, al menos entre 2008 y 2011, restringiendo la competencia en este mercado.

Así lo informó el periódico Financiero, medio que basándose en la acusación presentada por la FNE aseguró que, el objetivo de este cártel fue regularizar el mercado y evitar una guerra de precios, por lo que pidió el máximo de multa permitido por la ley para casos de colusión, consistentes en 30,000 UTA (Unidad Tributaria Anual), lo cual equivaldría a US$23 millones por cada empresa involucrada.

En diciembre de 2011, autoridades allanaron las dependencias de las cadenas Walmart, Cencosud, SMU y Tottus, pero la demanda final excluyó a los supermercados Tottus, de la cadena Falabella. Las cadenas comerciales involucradas presentaron recientemente sus descargos. Dado que ya fue fallado el caso para las avícolas y la desaparecida APA, del que se desprende estos nuevos procesos, es probable que demoren menos de los tres años que tomaron los procesos iniciales para los primeros fallos.

 

La UNA también se defiende

Mediante comunicado expedido en los últimos días de marzo, la Unión Nacional de Avicultores de México (UNA), “Negó que en 2008 y 2009 haya promovido prácticas monopólicas en la venta de pollo en piezas en mercados y pollerías de la ciudad de México y zona metropolitana como lo concluyó la Comisión Federal de Competencia Económica”, según informó el diario La Jornada.

La gremial expresó que, “Asentó ante los tribunales federales especializados en materia de competencia económica los argumentos e información que respaldan su postura: La UNA actuó conforme al marco de la Ley de Organizaciones Ganaderas y la Ley de Desarrollo Rural Sustentable”.

Agregó el rotativo que desde la UNA se afirma que, “Los tribunales federales especializados en materia de competencia económica no han cerrado el caso; aún se encuentran analizando diversos recursos interpuestos por la UNA y por otros agentes sancionados”. La UNA es presidida por Jorge García de la Cadena.

Page 1 of 1572
Next Page