Colombia va a construir su norma en bienestar animal

Sin embargo, la interesante noticia puede empa√Īarse con algo: el periodo para el cu√°l se solicita.

Freeimages.com/Zeeshan Qureshi
Freeimages.com/Zeeshan Qureshi

En medio de las festividades decembrinas y los afanes de a√Īo nuevo, en Colombia pas√≥ desapercibida la expedici√≥n de un decreto que conmina a las autoridades de fomento agrario para que construyan, a m√°s tardar a diciembre de 2018, una normatividad nacional sobre ‚ÄúBienestar animal para las especies de producci√≥n en el sector agropecuario‚ÄĚ.

Se trata del Decreto 2113 del 15 de diciembre de 2017, del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural. Con esta disposición, este país andino da un paso adelante en la región para afrontar el tema con rigor y no dejarlo al garete de los pareceres particulares, como es hoy en América Latina.

Esa ser√≠a por lo menos la primera gran expectativa: lograr un lenguaje com√ļn a la hora de hablar de bienestar animal y c√≥mo se aplica en el marco de la producci√≥n industrial de prote√≠na. Ya en lo que nos ata√Īe, que es el negocio av√≠cola, nada avanza el contenido del decreto en modalidades productivas (en realidad, no lo hace para ning√ļn rubro c√°rnico).

Es bastante general pero tiene unos puntos de arranque previsibles y, al mismo tiempo, deseables. Dice que la futura norma debe estar alineada con las disposiciones de la Organizaci√≥n Mundial de Sanidad Animal (OIE), de la Colombia es pa√≠s miembro. Tambi√©n dispone que se creen, antes de junio de este a√Īo, dos organismos: el Consejo Nacional de Bienestar Animal y el Comit√© T√©cnico Nacional de Bienestar Animal.

No da luces sobre las funciones de dichas instancias, pero es de esperarse que sirvan como instancias de participación, debate, consulta, seguimiento, evaluación o asesoría. Tampoco dice quiénes podrán hacer parte de dichos organismos, pero igual se pueden anticipar algunos miembros: representantes de Minagricultura, del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), del Invima (control de medicamentos y alimentos), y desde luego, de los gremios cárnicos y veterinarios.

Ser√≠a deseable que, adem√°s, se vincularan expertos independientes, ojal√° internacionales, ya que de no hacerlo es inevitable que se termine privilegiando el status quo o se desconozcan tendencias globales. La apertura y la inclusi√≥n, sin privilegiar ni proscribir ninguna alternativa de producci√≥n, deben ser dos consignas centrales.

Una noticia interesante, pero a la que le encuentro un bemol. Se antoja pronto cerrar la expedici√≥n de la norma en diciembre de este a√Īo, pues la misma OIE est√° enfrascada desde hace varios meses en la expedici√≥n de normativas globales m√°s detalladas sobre bienestar animal. A juicio de conocedores, este a√Īo podr√≠an votarse los textos propuestos por la OIE para cerdos, por ejemplo; pero en lo referente a avicultura (en especial, el sensible tema de gallinas ponedoras), las definiciones podr√≠an tardar hasta el primer semestre de 2019.

Page 1 of 1589
Next Page