Brasil: Exportaciones de pollo crecen a un ritmo más lento

No es necesario hacer un gran esfuerzo para demostrar que desde los albores de las exportaciones brasileñas de carne de pollo, la tasa de incremento anual en volumen de exportación ha sido mucho más intensa que la oferta interna, o incluso que la producción. Por lo tanto, es suficiente citar solamente como ejemplo, que en las tres décadas entre 1980 y 2010, mientras que la producción brasileña de carne de pollo y la oferta interna, aumentaron respectivamente, 702% y 903%, el crecimiento acumulado de las exportaciones fue de 2,165%.

No es necesario hacer un gran esfuerzo para demostrar que desde los albores de las exportaciones brasileñas de carne de pollo, la tasa de incremento anual en volumen de exportación ha sido mucho más intensa que la oferta interna, o incluso que la producción. Por lo tanto, es suficiente citar solamente como ejemplo, que en las tres décadas entre 1980 y 2010, mientras que la producción brasileña de carne de pollo y la oferta interna, aumentaron respectivamente, 702% y 903%, el crecimiento acumulado de las exportaciones fue de 2,165%.

Últimamente, sin embargo, la velocidad de desarrollo de las exportaciones ha sido objeto de reducción. Y es así como el ritmo de expansión de la producción está siendo superior al de las exportaciones, el resultado final es el crecimiento visiblemente mayor de la oferta interna.

El análisis de lo que ha ocurrido en el período de cinco años 2007/2011. Por ejemplo en el 2011: el promedio del período enero-mayo en comparación con la media de 2010, permite una buena evaluación de cómo eran y cómo ahora se comportan las tres condiciones.

Al igual que en años anteriores, en 2007 y 2008, las exportaciones (+21% y +11%) fueron superiores a la evolución de la producción (+10% y +7%) y, en consecuencia, el menor incremento se observó en la oferta interna (5.7% y 5.3%). En 2009, con la crisis económica mundial, los tres temas abordados registraron una evolución en torno a cero. Pero desde el año pasado, se ha invertido la posición tradicional entre las exportaciones y la oferta interna, esta última está registrado ahora un índice de evolución mayor.

Los efectos prácticos de este comportamiento se pueden constatar mejor cuando se compara el desempeño promedio de los cinco primeros meses de 2011 con aquel observado en 2009, año en que la variación anual fue similar a la oferta interna y las exportaciones, y por lo tanto también en la producción: desde entonces, la producción promedio se incrementó en 15.1%, pero como las exportaciones aumentaron sólo 5.4%, la oferta interna de 2011, en promedio, casi 20% mayor que en 2009.

Qué hacer para hacer esta oferta retorne a un nivel más compatible con la realidad. Ya que ahora, la disponibilidad interna es sólo el resultado del saldo entre la producción y exportación. Por lo tanto, si esta última ya no camina como antiguamente, sólo resta readecuar la producción.  

Page 1 of 61
Next Page