La Proposición 2 de California fue aprobada con facilidad el 4 de noviembre, de tal manera que el estado se convierte en el primero en EUA en prohibir las jaulas para gallinas ponedoras, así como los corrales restrictivos para terneras y cerdas preñadas.

La proposición fue aprobada con un margen de 60% contra 40%. Los votantes en Los Ángeles y San Francisco votaron abrumadoramente por la medida, mientras que la mayoría se opuso en el Valle Central y el norte.

Al haber pocos productores de ternera en el estado y el hecho de que el porcicultor más grande planifica eliminar de forma voluntaria las jaulas pequeñas, la ley que entrará en vigor hasta 2015 va a afectar principalmente a los 20 millones de gallinas ponedoras del estado, dice The Los Angeles Times.

Advertisement

Gene Gregory, presidente de United Egg Producers, dijo que eran decepcionantes los resultados. Gregory dice que debido a que son tan vagos los términos de la Prop. 2, el estado va a tener que determinar cómo se va a echar a andar y a poner en vigor esta nueva ley. Bajo los términos de la medida de votación, las gallinas ponedoras van a tener que poder levantarse, estirar las alas, darse baños de polvo y hacer otras cosas que pueden hacer las aves en libertad.

Diversos análisis económicos indican que la industria se va a transformar profundamente bajo la Prop. 2, con la que los productores van a elegir quedarse en California y cambiar a producción de huevos de aves en libertad, de los cuales existe demanda nacional. Muchos productores han dicho que van a considerar cambiar sus explotaciones a otros estados, o incluso a México. La Prop. 2 no prohíbe la venta de huevos convencionales en California, lo cual sería ilegal bajo la Cláusula de Comercio de la Constitución de EUA, sólo prohíbe a los productores la producción de huevo convencional dentro del estado. California de hecho ya obtiene alrededor de una tercera parte de los huevos de otros estados.