Desarrollan un nanosensor para detectar las bacterias de salmonela, lo cual podría mejorar la seguridad alimentaria, afirma el equipo de científicos. Es sumamente importante para el control de la seguridad alimentaria la detección de este contaminante alimentario.

Según el Servicio de Investigación (ARS) del Departamento de Agricultura de EUA (USDA), la colaboración entre sus ingenieros en la Unidad de Investigación de la Evaluación de la Calidad y Seguridad y los científicos de la Universidad de Georgia resultó en un biosensor a base de nanobastones que permite la rápida detección del patógeno salmonela con una alta sensibilidad.

Estos nuevos biosensores incluyen partículas de pigmento orgánico fluorescente adheridas a anticuerpos de salmonela; los anticuerpos se pegan a las bacterias de salmonela y el pigmento brilla como una señal luminosa, lo que hace que sean más fáciles de ver las bacterias.

El equipo de colaboradores del ARS afirma que el sensor se podría adaptar para detectar también otros patógenos de origen alimentario.

Advertisement

La nanotecnología, que utiliza partículas minúsculas que miden un milmillonésima de un metro, ya se utiliza en diversas aplicaciones en áreas tales como suplementos alimenticios, ingredientes de alimentos funcionales y en empaques de alimentos. En líneas generales, la nanotecnología se refiere al control de la materia en una escala atómica o molecular de entre uno y 100 nanómetros (nm): una millonésima de un milímetro.