Después de perder 760 millones de reales (345 millones de dólares) en especulación cambiaria, el presidente y vicepresidente de Sadia renunciaron, y Luiz Furlan regresó de nuevo para dirigir la empresa.

Furlan fue presidente de Sadia, una de las principales empresas brasileñas de producción y exportación de pollo y cerdo, por una década hasta que fue nombrado por el Presidente Lula como Ministro de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior, un puesto que tuvo desde 2002 hasta 2007.

Advertisement

Walter Fontana Filho, presidente, y Eduardo Fontana d’Avila, vicepresidente, renunciaron después de que Sadia admitió la pérdida de 760 millones de reales debido a los mercados de futuros de cambio extranjero. Sadia tuvo que usar préstamos a corto plazo para garantizar el flujo de efectivo en la empresa. El real se ha devaluado más del 22% desde agosto, lo que quiere decir que las empresas brasileñas exportadoras están sufriendo grandes pérdidas.

El President Lula dijo que Sadia, y otras empresas brasileñas, especularon en contra del real brasileño. Furlan, por su parte, indicó que Sadia podría buscar remedios legales en contra de esas personas involucradas en los contratos que resultaron en las pérdidas tan dramáticas.