En una reciente entrevista, Ricardo Estrada, presidente de la Asociación de Avicultores de Tepatitlán, Jal., dijo que la producción de huevo de México está totalmente recuperada del brote de influenza aviar altamente patógena (IAAP) de 2012 y que la situación de la influenza aviar en la zona de producción de Los Altos de Jalisco ya regresó a la normalidad. Como es sabido, y lo mencionó José Luis Cruz, director de USAPEEC México, el brote de influenza aviar H7N3 causó la muerte o descarte de aproximadamente 24.6 millones de aves, principalmente ponedoras.

Las estadísticas de la Secretaría de Agricultura de México muestran que de enero a junio la producción de huevo llegó a las 633,260 toneladas, lo que representa un aumento del 5.6 por ciento en comparación con el mismo período de 2013. 

En la entrevista, Estrada dijo que la región embarca un promedio de 44,000 cajas de 360 huevos, cantidad superior a las 33,000 y 28,000 de 2013 y 2012, respectivamente. Además dijo que en 2015 deberá empezar la fase de erradicación. En la actualidad, el virus se controla mediante un intenso programa de vacunación.

Publicidad

Pero, como México tiene todavía que erradicar el virus, siguen cerrados los mercados de exportación al huevo de plato mexicano. Antes del brote de 2012, el país exportaba casi el 3 por ciento de su producción de huevos a naciones como los Emiratos Árabes Unidos, Angola, Liberia, Guinea, Qatar y Japón, entre otros.

Por otro lado, ya que disminuyó el consumo de 22.4 kg en 2011 a 21.9 kg per cápita este año, en los siguientes meses van a empezar los esfuerzos por expandir el consumo de huevo en México, mediante una campaña de los productores de Jalisco y la Unión Nacional de Avicultores (UNA).