Competitividad de la soya argentina

Argentina es un l√≠der agroalimentario global,con una s√≥lida cadena de industrializaci√≥n. Produce, en promedio, unas 50 millones detoneladas de soya al a√Īo. La¬†gran ventaja competitiva argentina est√° en lacadena de valor agregado a partir de la materia prima, entre otras ventajas.

Ruiz B 90x90 Headshot
A lo largo del río Paraná, río arriba de Rosario a lo largo de 80 km hay terminales en toda la margen occidental.
A lo largo del río Paraná, río arriba de Rosario a lo largo de 80 km hay terminales en toda la margen occidental.

Argentina es un l√≠der agroalimentario global, con una s√≥lida cadena de industrializaci√≥n. Hoy en d√≠a los 40 millones de argentinos alimentan a m√°s de 450 millones de personas en todo el mundo, pero ‚Äúpodemos alimentar hasta 600 millones‚ÄĚ dice Lorenzo Basso, Viceministro de Agricultura, Ganader√≠a y Pesca‚ÄĚ de Argentina.

La agroindustria argentina de la soya o soja, es la que convierte este frijol en harina de proteínas, aceite y energía, fundamentales para la industria avícola de la región y del mundo.

Producción de soya

Argentina produce, en promedio, unas 50 millones de toneladas de soya al a√Īo. Esta oleaginosa ocupa el 60 por ciento de la superficie sembrada del pa√≠s. Pero, las proyecciones son de un mayor crecimiento en los pr√≥ximos a√Īos. De acuerdo con datos de la Fundaci√≥n Producir Conservando y el USDA, hacia 2020/21 Argentina va a producir alrededor de 67 millones de toneladas. Como comparaci√≥n, Brasil producir√° entre 96 y 105 millones de toneladas, seg√ļn la fuente consultada, ya sea el USDA o el Ministerio de Agricultura, respectivamente. Estas proyecciones de crecimiento son muy atractivas en un contexto de alta competitividad y eficiencia global.

El Lic. Gustavo L√≥pez de Agritrend, en entrevista con Industria Av√≠cola dijo: ‚ÄúCreemos que las proyecciones hacia el fin de esta d√©cada van a mostrar un crecimiento m√°s importante en producci√≥n. Esto resulta muy prometedor, pero se tiene que dar en un marco de m√°s integraci√≥n y de m√°s rotaci√≥n de otros cultivos, no solamente el caso de soja sino tambi√©n de las gram√≠neas (ma√≠z o trigo) para darle un esquema m√°s sustentable a la producci√≥n argentina‚ÄĚ.

Argentina y Brasil constituyen la región con el mayor crecimiento en el sector de granos, tanto en superficie sembrada, como en producción. Sus tasas están por arriba de las del resto del mundo. De esta manera, se constituye como una de los mayores proveedores de soya, tanto grano, como de sus coproductos.

En la actualidad, seg√ļn datos del USDA, Mercosur participa con el 11.3 por ciento de la superficie plantada, un 13.4 por ciento de la producci√≥n, pero 33.2 por ciento de las exportaciones mundiales de granos y oleaginosas. Sin embargo, es muy factible que hacia finales de la d√©cada, la regi√≥n se consolide como el proveedor mundial l√≠der de granos y oleaginosas, con alrededor del 41 por ciento de participaci√≥n.

Inversiones, valor agregado y exportaciones

La producci√≥n y exportaci√≥n de productos con valor agregado permite mantener en funciones todo el a√Īo al mercado, lo que le da dinamismo a la cadena agroindustrial y a la econom√≠a nacional.

En Argentina, durante los √ļltimos 10 a√Īos, se han invertido m√°s de $2,500 millones de d√≥lares en las plantas de procesamiento de soya. ‚ÄúEl nivel tecnol√≥gico alto que tienen estas plantas as√≠ como las estructuras de escala m√°s altas con los menores costos de procesamiento, las hace altamente eficientes y competitivas‚ÄĚ dijo el Viceministro Lorenzo Basso.

Seg√ļn ForoPa√≠s, Argentina es el l√≠der mundial en productos de soya con valor agregado con el 43 por ciento de la harina de soya. Despu√©s le sigue Brasil con el 23 por ciento y EUA con el 16 por ciento. Exporta a 100 pa√≠ses, de los cuales Holanda, Italia, Espa√Īa e Indonesia son los principales.

Este valor agregado es uno de los puntos clave de las exportaciones de la oleaginosa, pues el aceite, la harina y el biodiesel representaron la vasta mayoría en comparación con las exportaciones del grano (véase el cuadro 1).

El Lic. L√≥pez considera que ‚Äúhay que pensar en aspectos relacionados a la pol√≠tica, en particular a la pol√≠tica arancelaria‚ÄĚ. Como es sabido, en Argentina se pagan derechos de exportaci√≥n: frijol o poroto, el 35 por ciento y aceites y harinas, el 32 por ciento. ‚ÄúEl asunto es congeniar cual va a ser el arancel medio, de tal forma que permita un nivel de incentivos a los productores que lleve al equilibrio sustentable entre las distintas producciones‚ÄĚ, a√Īade.

Bolsa de Comercio de Rosario

La Bolsa de Comercio de Rosario, fundada en 1884, tiene como principal objetivo, la promoción y la realización de todo tipo de negociaciones comerciales, en un marco de transparencia, seguridad y legalidad. De esta forma se dan las condiciones necesarias para el desarrollo de los distintos mercados que funcionan en la institución.

El mercado f√≠sico de granos de la Bolsa es el m√°s importante del pa√≠s en volumen de operaciones. Su principal caracter√≠stica es que las operaciones se realizan con la intenci√≥n de entregar o recibir la mercader√≠a negociada, con la libertad de pactar las condiciones contractuales. Aqu√≠ se negocian todo tipo de cereales y oleaginosas, a granel y conforme a normas de comercializaci√≥n oficiales. 

Competitividad

‚ÄúLa gran ventaja competitiva argentina est√° en la cadena de valor agregado a partir de la materia prima‚ÄĚ dice Lorenzo Basso. Pero, su competitividad mundial se basa tambi√©n en varios factores: 

  • Condiciones adecuadas de tierra y clima
  • Distancias cortas entre las tierras cultivables y las plantas de procesamiento
  • Capacidad alta diaria de procesamiento garantizada por el avanzado nivel tecnol√≥gico
  • Alto nivel profesional de capacitaci√≥n
  • Complejo productivo de soya ubicado a lo largo de las riberas del r√≠o Paran√°.
  • Las plantas cuentan con sus propios puertos de exportaci√≥n

La industria de la soya es altamente eficiente y competitiva además porque tiene menores costos de logística y transporte. Argentina cuenta con distancias cortas, que van de los 400 a los 600 km entre las zonas de producción y las plantas de procesamiento. En contraposición, en el vecino Brasil se triplica el promedio, con distancias de 1,500 km entre ambos sectores, lo cual impacta directamente sobre los precios finales de exportación.

El Lic. L√≥pez se√Īala: ‚Äútenemos una industria que ha crecido en funci√≥n del crecimiento de la producci√≥n, que lleva a ser una de las m√°s eficientes del mundo. Esto es as√≠ por el nivel y la escala que tiene. Hablamos de plantas de 10,000 hasta 20,000 toneladas al d√≠a de procesamiento‚ÄĚ. Cada a√Īo, m√°s de 1,100,000 camiones y 165,000 vagones descargan soya en grano en las plantas de procesamiento de soya.

Seg√ļn ForoPa√≠s, Argentina cuenta con un alto nivel tecnol√≥gico en sus plantas lo que hace que haya mayor productividad con menos plantas. El tama√Īo promedio es mayor que el resto de los principales productores del mundo: 21 por ciento m√°s grandes que las europeas, 53 por ciento m√°s que las brasile√Īas y 133 por ciento m√°s que las estadounidenses (v√©ase el cuadro 2).

En biodiesel tienen el 60 por ciento de las exportaciones de este combustible, aunque es el tercer productor. Provee el 43 por ciento del aceite de soya. También proporciona productos de segunda transformación como la lecitina, fitoesteroles, glicerina, cosmética y usos medicinales.

El río Paraná y sus ventajas

El Lic. L√≥pez de Agritrend comenta: ‚ÄúTenemos varias ventajas, algunas desde el punto de vista natural, pues no menos del 80 por ciento de la producci√≥n sojera est√° muy cerca de los centros de procesamiento y de salida, es decir, la parte portuaria, en el orden de 300 a 400 km de los puertos‚ÄĚ.

Uno de estos ejemplos cerca de Rosario, es la compa√Ī√≠a T6, formada por AGD y Bunge, que opera en 220 hect√°reas en el Puerto General San Mart√≠n, Santa Fe, en la ribera del r√≠o Paran√°. Forma parte del Cord√≥n Industrial de las compa√Ī√≠as de agronegocios m√°s importantes.

La importancia del r√≠o Paran√° para las exportaciones por barco de productos agr√≠colas de Argentina radica en que es un r√≠o navegable de gran calado, cuyo sistema r√≠o arriba de la ciudad de Rosario se extiende 80 km, a lo largo de los cuales hay terminales en toda la margen occidental. Seg√ļn datos de 2012, de ah√≠ se exporta al menos el 77 por ciento de los granos argentinos. De esta cifra se desprenden el 48 por ciento del frijol de soya, 97 por ciento de la harina de soya y 98 por ciento del aceite de soya.

Pero además, mediante las vías fluviales constituidas por los ríos Paraguay, Uruguay y Paraná, Argentina está conectada con la producción de soya de Paraguay (8 millones de toneladas), la de Bolivia que es de 2 millones de toneladas, así como con la de Brasil, de 80 millones de toneladas.

Los obst√°culos

Los problemas de log√≠stica se dan no s√≥lo en Argentina, sino en todo el Mercosur. Los expertos dicen que b√°sicamente son cuatro aspectos:  

  • Transporte, pues Argentina tiene serios conflictos de v√≠as de acceso de ferrocarriles y de carreteras.
  • Almacenamiento de granos, que actualmente se complementan con unos silos precarios que llaman silos bolsa. Esta situaci√≥n amerita trabajar m√°s para tener una mayor capacidad instalada.
  • Capacidad de producci√≥n
  • Log√≠stica portuaria que causan demoras 

Biotecnología

‚ÄúEn Argentina no se cuestiona el uso de la biotecnolog√≠a, pues ha servido para transformar y modernizar la agricultura‚ÄĚ, dice Gustavo Id√≠goras, consultor en agronegocios. Este pa√≠s, as√≠ como Brasil y EUA trabajan con soya transg√©nica. Indica adem√°s que ‚Äúalrededor del 90 por ciento del aumento de la producci√≥n deber√° provenir del mejoramiento del rendimiento e intensificaci√≥n de las cosechas‚ÄĚ.

Conclusiones

Siempre y cuando la población siga creciendo junto con el PIB global, haya cambios en los hábitos del consumidor y nuevos consumidores, así como usos nuevos de los commodities, habrá aumento de la demanda de los granos.

Es muy factible que la región se consolide como el proveedor mundial líder de granos y oleaginosas. No obstante, nos advierte la necesidad de que haya cambios en la estructura básica de movilización, almacenamiento y logística de puertos de carga a granel, que se adapte al esperado aumento en el suministro. Además, al haber una fuerte dependencia de la soya, Argentina tendrá que buscar un equilibrio en la producción de granos, pues está al revés del mundo, que tiene 70 por ciento de granos y 30 por ciento de oleaginosas.

Page 1 of 1580
Next Page