Publicidad

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
Procesamiento y sacrificio / Mercados y negocios / Manejo, producción y equipo / Empresas líderes
15 de junio de 2015

Incubadora de Santander destapa sus próximas metas

Esta empresa colombiana apunta a producir 10 millones de huevos diarios en 2023 y abrir plantas en otros países vecinos.

El año pasado, la avícola colombiana Incubadora de Santander (oriente) cerró de todo su línea pesada con la que inició labores en 1962 y dejó de producir pollitos de un día y huevo fértil para comercializarlos con terceros. Esta decisión va en consonancia con su actual posición como máximo productor de huevo comercial (para la venta como alimento al consumidor final) en Colombia, negocio en que se centra su presente y futuro corporativo.

Así lo destacó la revista Dinero, que en entrevista con el presidente de Incubadora Santander, Juan Felipe Montoya, explicó el ambicioso plan estratégico en que está comprometida esa compañía. “Con una participación de 112 por ciento del mercado, a 2023 proyecta alcanzar ventas de US$1,000 millones con la producción de 10 millones de huevos al día. Esta cifra superaría con creces los 275,000 millones de pesos (US$109 millones) que vende actualmente”.

Agrega la revista especializada que para lograrlo ya inició la construcción de la infraestructura necesaria. “En un año la proyección es producir 4.3 millones de huevos al díay para ello tiene en la chequera US$40 millones que se invertirán entre 2015 y 2016. La transformación incluye la construcción de una planta de generación de energía a partir de biomasa (gallinaza o excretas del pollo) que tendría la capacidad de generar 7 Mw”.

Parte de la estrategia es crecer alrededor de Kikes, marca de huevo comercial ya posicionada en el mercado interno y con la cual buscan incursionar en plazas de otros países vecinos, “lo cual se logrará mediante adquisición, inversión directa o alianza estratégica. Estamos abiertos a todas las posibilidades”, puntualizó el directivo Juan Felipe Montoya.

Comments powered by Disqus