El presidente de la Asociación de Avicultores del Estado de Veracruz, Rafael Reyes Bañuelos, aseguró al diario El Dictamen, a comienzos de enero, “que en el año 2015 se incrementó hasta 6 por ciento el consumo de pollo debido a que éste tiene precios más bajo que otro tipo de carnes”.

El dirigente gremial comentó que el alto precio de las carnes rojas fue la causa del incremento del consumo de pollo. Detalló que de 27 kg por habitante que consumían los mexicanos al año, se pasó a 29 kg en el 2015. “Hubo bastante producción y venta, cerramos el año muy bien, con muy buena calidad de producto, cerramos el 2015 con un incremento del 6 por ciento, es decir, nos vamos a ir como un 29 kg per cápita de 27 kg que estábamos”, agregó.

Publicidad

Expuso también Reyes Bañuelos que aunque el precio de los insumos de producción fue incrementado a lo largo de 2015, “el costo al público por kilogramo no aumentó. Durante la época decembrina hubo suficiente pollo y a muy buen precio”, puntualizó. En octubre pasado, durante la realización del 51 Congreso Nacional de Avicultura de México, la Unión Nacional de Avicultores (UNA) señaló que la industria avícola mexicana aporta el uno por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en la segunda mayor economía latinoamericana.

“Los avicultores mexicanos generan 6 de cada 10 kg de proteína animal que consumen las familias en este país”, señaló Jorge García de la Cadena, presidente de la UNA. La industria avícola mexicana tiene una parvada de 152 millones de gallinas ponedoras y 277 millones de pollos al ciclo. En 2014 se produjeron 5.6 millones de toneladas de productos avícolas que posicionan a México como el quinto productor de huevo y sexto de pollo a nivel mundial.