Nota del redactor: En la revista de mayo 2009, se presentó la primera parte de este artículo, que se enfocó en los pros y los contras del uso de granos secos de destilería con solubles (DDGS). En esta segunda parte se discuten algunos de los otros subproductos de la industria de biocombustibles y sus posibles usos en la nutrición de las aves.

Granos secos de destilería altos en proteína (HP-DDG)

En los últimos años, las políticas que impulsan la producción de etanol han estimulado un enorme incremento en la producción de granos secos de destilería con solubles (DDGS). Hasta hace poco, la mayoría de las plantas de etanol de molienda en seco usaban maíz no modificado (u otros granos) para producir etanol y algún tipo de granos secos de destilería (DDG). Existe un creciente interés de muchos productores de etanol de modificar la tecnología para obtener un mejor rendimiento de etanol de las materias primas que resulte en subproductos que pudieran tener un valor nutritivo superior o inferior para las aves. El uso de estos nuevos procesos de fabricación ha resultado en subproductos que tienen una composición nutritiva notablemente diferente.

Actualmente, muchas plantas están en la implementación de un proceso modificado de molienda en seco como el primer paso en la planta donde recuperan los no fermentables (fibra germand) antes del proceso de molienda en seco. El maíz entero se muele y separa en tres fracciones: germen de maíz, salvado y endospermo, que se usa para la fermentación de etanol. Los productos de la fermentación del endospermo son el etanol, jarabe, CO2  y granos secos de destilería altos en proteína (HP-DDG), al que no se le añaden de vuelta el jarabe o los solubles.

Cuando se considera el uso potencial de un ingrediente de alimentos balanceados como los HP-DDG, se hace el principal énfasis en obtener información precisa con respecto a la energía metabolizable, disponibilidad de fósforo, y composición y digestibilidad de aminoácidos. En el cuadro 5 se muestra la composición nutritiva promedio de los HP-DDG. Como es de esperarse a partir del nombre, este producto contiene una cantidad considerable de proteína cruda, no obstante, es mucho más bajo en grasa y fósforo que los DDGS, porque no se añade de vuelta el jarabe, el cual contiene la mayoría de la grasa y fósforo de este ingrediente.  Los granos secos de destilería altos en proteína de manera sorprendente tienen una EMV similar a los DDGS, es probable debido al gran incremento de proteína cruda, ya que la concentración de grasa es notablemente más baja. La concentración de aminoácidos totales es más alta y los coeficientes de digestibilidad de aminoácidos parecen ser similares a lo que se ve con los DDGS. 

Cuadro 5

El método o tecnología de procesamiento que se usa en la planta de etanol pueden influir enormemente la composición nutritiva y valor de los subproductos ahí producidos. La variación de la cantidad de solubles en los DDGS y el uso de tecnologías de procesamiento nuevas o modificadas para eliminar la fibra, el germen o ambos, pueden influir sobre el contenido de proteína y aminoácidos, así como de P, de los subproductos de las plantas de etanol (Martínez-Amezcua et al., 2007). 

Las nuevas tecnologías de procesamiento para eliminar la fibra y el germen van a resultar en una variación incluso mayor en la composición y valor nutritivo del subproducto resultante (DDGS, DDG, HP-DDG, etc.).  De esta forma, deben realizarse análisis confirmatorios antes de utilizar estos nuevos coproductos en las dietas avícolas.

Glicerina

La mayor presión gubernamental en Estados Unidos sobre los biocombustibles ha llevado a un aumento importante en la producción de biodiesel que ha dado como resultado un aumento en el costo de la grasa. La glicerina cruda demetilada, subproducto de la producción de biodiesel, se puede usar como una fuente alternativa de grasa en las dietas de pollos de engorda. 

En el cuadro 6 se presenta el análisis proximal generalmente esperado de la glicerina cruda. En el cuadro 7 se muestra el análisis proximal, EMVN, contenido de minerales y los ácidos grasos de seis muestras de glicerina. La glicerina puede variar considerablemente de planta en planta, en especial con respecto a la EMV, calcio, potasio, sales y metanol.

Cuadro 6 

Dozier et al., 2008 encontraron que el promedio de EMAn  de las muestras de glicerina que midieron estaba en 3,434 kcal/kg y que la energía suministrada por la glicerina la usan eficientemente los pollos de engorda. Con base en los estudios realizados en la Universidad de Georgia, la inclusión de glicerina de hasta un 10% se puede usar como un sustituto parcial de la grasa en dietas de iniciación de pollos de engorda. El nivel de metanol de hasta 1.70% no pareció afectar el desempeño durante el período de iniciación. 

Cuadro 7

La glicerina se puede usar a niveles bajos (2.5 a 5%) como un sustituto parcial de la grasa en dietas de pollo de engorda. No obstante, los estudios realizados en el laboratorio de Park Waldroup (de la Universidad de Arkansas) han revelado que se podía incluir hasta 10% de glicerina demetilada (<0.05% de metanol) en dietas de pollo de engorda de 1 a 16 días de edad, sin afectar de forma adversa el desempeño. Con base en un segundo estudio del laboratorio del Dr. Waldroup se demostró que las dietas con 5% de glicerina demetilada sustentaban el desempeño a los 42 días de edad igual al de un control positivo (sin adición de glicerina). 

Sin embargo, las dietas con 10% de glicerol no fluían bien en los comederos de tubo e inhibieron el consumo de alimento, lo que resultó en un crecimiento más lento y una baja conversión alimenticia. Encontraron también que la cama de los corrales de los pollos de engorda alimentados con dietas con 10% de glicerina era visiblemente más húmeda y contenían niveles de K alrededor de 0.15% más altos como resultado del K residual de la glicerina.

La glicerina demetilada puede ser algo prometedora como ingrediente de alimentos (fuente de energía) en dietas avícolas, sin embargo, se necesitan conocer mejor los problemas referentes a la consistencia del producto, niveles de metanol, sodio o potasio y humedad, así como aspectos del flujo, manejo y fabricación del alimento.  – Conferencia presentada en el III Congreso del CLANA, Cancún, México, 2008.