Advertisement

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
0805IAgut2_1
on April 18, 2008

Mantenimiento de la salud del tubo gastrointestinal en aves

El mantenimiento de un tubo gastrointestinal saludable en aves garantiza que los nutrientes beneficien a las aves y no a las bacterias.

En la producción avícola comercial, la nutrición y la salud intestinal están íntimamente relacionadas. La formulación de la dieta y el manejo del alimento balanceado pueden ejercer un marcado efecto sobre la salud intestinal, con lo que influyen muchísimo la utilización de los nutrientes y el crecimiento del animal. Los problemas de salud intestinal surgen debido a una nutrición incorrecta y a un ambiente antihigiénico, especialmente durante las primeras etapas del desarrollo del pollito. Para las operaciones comerciales existe la necesidad de: 1) mantener una salud intestinal natural a través de una nutrición adecuada y un ambiente limpio, y 2) tratar de manera eficaz cualquier trastorno intestinal existente.

Función del tubo gastrointestinal

El sistema digestivo del ave descompone el alimento ingerido en componentes básicos mediante medios mecánicos y químicos. Estos componentes básicos se absorben luego a través de las células intestinales y se utilizan en todo el cuerpo. El tamaño del tubo gastrointestinal es pequeño en las aves en relación al peso corporal. Sin embargo, esto se compensa por la mayor vascularidad, la mayor tasa de secreción gástrica, el mayor tiempo de tránsito y la acidez en comparación con los mamíferos. Las aves también tienen altas cantidades de vellosidades intestinales, una alta tasa de recambio epitelial (de 48 a 96 horas) y una rápida respuesta inflamatoria (menos de 12 horas), lo que las hace muy susceptibles a alteraciones.

Barreras físicas naturales

Las barreras físicas protegen contra la entrada de materiales extraños y organismos al torrente sanguíneo y el acceso a otros órganos, por lo que ayuda a la integridad intestinal. De vez en cuando, cuando aumenta la carga de invasores extraños se rompen estas barreras debido a la nutrición incorrecta o a un ambiente antihigiénico.

Hay varios factores que pueden influir sobre la integridad intestinal. Entre estos se incluyen el impacto de las enfermedades o toxinas que pongan en riesgo las barreras físicas, así como los factores de estrés, las toxinas o sustancias tóxicas del alimento, factores de la dieta tales como deficiencias nutrimentales, estado de salud, equilibrio de la microflora intestinal y la deformidad del pico que puede impedir el consumo adecuado de alimento.

Nutrición temprana

Un buen inicio es un factor importante en la maximización de las utilidades en las explotaciones de pollo de engorda. La nutrición temprana, principalmente en los primeros siete días de vida del pollo de engorda, puede programar a los sistemas del ave y establecer un patrón de crecimiento y productividad. Un gran porcentaje del crecimiento temprano (2 a 5 veces la tasa de crecimiento de otros tejidos) sucede en el tubo digestivo y en aquéllos órganos implicados en la digestión. Si se retrasa el crecimiento digestivo durante este período, puede ponerse en riesgo la tasa de crecimiento general. Además, los pollitos recién nacidos son más propensos a infecciones intestinales, ya que aún se tiene que fortalecer su defensa natural, de tal manera que debe tenerse un cuidado adecuado durante este período.

El retraso en el acceso a los nutrientes después del nacimiento reduce el peso relativo de la bolsa de Fabricio y el bazo. El paso del alimento que no es estéril a través del tubo gastrointestinal expone a la bolsa de Fabricio a una amplia variedad de antígenos. Así es que, mientras más pronto se alimente a los pollitos después del nacimiento, más pronto se toparán las células madre de la proliferación con los antígenos ambientales. Deben añadirse aditivos alimenticios adecuados a las dietas de iniciación como medida de precaución que garantice una mejor salud y productividad.

La suplementación de ingredientes para alimentos de calidad ayuda a mantener la salud intestinal natural. Se destruyen muchos factores comprometedores del alimento debido al procesamiento. La extrusión es eficaz en reducir la contaminación microbiana en los ingredientes de alimentos balanceados y en el control de la salmonela. La peletización proporciona posibilidades de utilización de recursos alimenticios altos en fibra. El uso de alimento peletizado con vapor parece ser de valor en el mantenimiento de la salud intestinal.

Independientemente del nivel de higiene y bioseguridad impuesto a nivel de la producción, las aves van a estar expuestas a múltiples infecciones y agentes tóxicos por el alimento y el ambiente.

La industria pecuaria intensiva de hoy en día debe adaptarse a producir animales en un mundo sin antibióticos promotores del crecimiento. Aunque quizás ninguna alternativa sola pueda ser tan eficaz como los antibióticos, se puede usar una combinación de estrategias y aditivos alimenticios para lograr una buena salud intestinal y desempeño del crecimiento. Después de todo, los nutrientes están destinados a absorberse y usarse por el animal huésped, más que por las bacterias residentes.

Comments powered by Disqus