Brasil puede perder en 2010 el liderazgo mundial de las exportaciones de carne de pollo, posición que ocupa desde 2004. La evaluación es de la misma Asociación Brasileña de Productores y Exportadores de Pollos (Abef, por sus siglas en portugués).

En reunión en la sede de la entidad en São Paulo, el consejo de Abef planteó una situación de poca tranquilidad para el segmento en los próximos meses, con una expectativa de caída del 10% en las ventas en 2010.

El espacio dejado por Brasil lo ocuparía Estados Unidos, que actualmente es el mayor productor y segundo mayor exportador de carne de pollo, y también por Argentina. Según Francisco Turra, presidente de Abef, la amenaza de perder el liderazgo en el comercio internacional de carne de pollo se debe a algunos factores que actúan de forma conjunta. El más crítico, por el momento, es la devaluación del dólar frente al real, que solo en 2009 disminuyó un 25%.

Una señal de dificultad en transferir los precios, fue que el valor promedio del pollo brasileño en el mercado internacional fue de R$3,572 por tonelada en septiembre. A pesar de que ese valor fue el más alto del año, todavía representa una contracción del 19% en comparación con la cotización media de septiembre de 2008, cuando la tonelada se exportaba a R$4,377.


En el campo de las barreras, la Unión Europea ya notificó a Brasil que a partir de marzo de 2010 va a cambiar la forma de clasificación de la carne de pollo. La idea es que el pollo fresco deje de ser utilizado como materia prima para la producción de platos listos para consumirse en Europa. Con esto, el comprador de pollo fresco debe necesariamente comercializarlo en esa forma, cosa que no es convencional en la zona.

Advertisement