La mayoría de las granjas de buena producción manejan la producción y recambio de cerdas con precisión extrema. Los gerentes basan sus decisiones en el número de parideras a disposición, las cuales por lo general están en la sala de maternidad, donde los lugares están limitados.

Las decisiones se toman también con base en las variaciones semanales del patrón de camadas o de partos. Los porcicultores por lo general tienen un objetivo en mente en lo referente a la edad al destete, el cual varía considerablemente en diferentes partes del mundo. Actualmente, en Norteamérica se desteta entre los 20 y 25 días, en Latinoamérica es muy similar y en Asia se sigue con los sistemas de destete de tres semanas, siguiendo el patrón estadounidense.

Destete posterior en Europa

Sin embargo, en Europa varía considerablemente, en donde se opera con sistemas de destete mucho más tardíos, a causa de la legislación y reglamentaciones en países como Suecia, Dinamarca y Suiza. Tales países funcionan con sistemas de cuatro a cinco semanas. Dentro de los países de la Unión Europea, hay una edad al destete mínima de 28 días, basado principalmente en cuestiones de bienestar.

Este es un tema muy conocido para mí, en el que gran parte del conocimiento recibido en esta área se generó en la década de los 70, cuando se llevaba a cabo mucha investigación práctica para explorar opciones y oportunidades. En ese entonces, el precio del cerdo era relativamente alto y estable, además de que el costo de las materias primas de alimentos balanceados también era relativamente bajo. Cuando observamos la producción física de las diferentes edades al destete, se concluyó de forma correcta que los sistemas de destete de tres semanas maximizarían la productividad anual de la cerda (lechones nacidos por cerda al año, destetados y vendidos), lo cual coincidía bien con el rendimiento financiero por cerda o por piara.

Figura 1: Producción de la cerda, tamaño de la camada 

Advertisement

Las figuras 1 y 2 ilustran, a partir del conjunto de estudios realizados en esta área, cuál era el resultado probable de la piara promedio sobre la producción por cerda y el tamaño de la camada. De esto concluimos que el destete a las tres semanas era el óptimo.

Figura 2: Productividad anual de la cerda 

Desde aquellos idílicos tiempos en la industria porcina de todo el mundo, hemos visto muchos cambios y problemas. Los precios de la carne de cerdo y de los cerdos han sido todo menos estables y generalmente a niveles mucho más bajos en términos reales. Los precios del alimento balanceado, granos y soya también han aumentado, especialmente en los últimos dos años.

Productividad financiera

Sin embargo, la cuestión principal no es cómo podemos maximizar la productividad de la cerda, sino cómo maximizar la productividad financiera de la piara con los recursos que disponemos. Esto se convierte en una cuestión mucho más compleja que no podemos responder sencillamente con un cálculo hecho en un papelito con una calculadora.

Hay demasiados cambios simultáneos que suceden cuando alteramos la edad al destete, sin mencionar los requisitos de alojamiento (cuántas maternidades y parideras secas para las cerdas), requisitos de mano de obra (el destete temprano puede ocasionar necesidades extras de mano de obra) y también los de alimentación (el destete posterior requiere de más tiempo en la lactancia con alimentos de alta densidad en nutrientes, pero también requerimientos menos críticos en términos de alimentos para animales destetados y suplementarios).

Por consiguiente, he hecho un modelo de simulación multidimensional para este análisis para considerar todos los cambios de alimentación, manejo, alojamiento y producción que implica. Esto permite modelar las condiciones particulares de una piara o dar lineamientos generales para una industria específica con base en el conocimiento de las estructuras promedio de precios de las materias primas y otros costos de producción, así como en los precios de la carne de cerdo.

Cuando se corrió este modelo con una estructura europea de precios, se hizo inmediatamente evidente que el sistema de destete de tres semanas era totalmente inadecuado para el clima económico de esa época (2007-2008). El valor de cada cerdo individual vendido fue mucho menor en relación a los costos y por lo tanto esto hizo virar el punto óptimo de producción a al menos un destete de cuatro semanas y probablemente cinco, en muchos casos.

Cambios rápidos

Hay lecciones valiosas de este ejercicio, de tal forma que no debemos ver la edad al destete como un parámetro fijo. Obviamente no se puede cambiar en la planificación comercial a corto plazo, pero el cambio se podría manejar a mediano y largo plazo para dar cabida a los costos y precios que mudan con rapidez.

Precios de cerdos y costos de alimentos balanceados

El principal impulsor de todo esto es la proporción de los precios del cerdo y los costos generales del alimento balanceado. En la década de los años 70 en Europa era una época de costos muy bajos de alimento en términos reales y prósperos precios del cerdo.  Probablemente era el hecho en esa época de que la curva de productividad física máxima coincidía de forma precisa con la de la productividad financiera y de ahí que el destete a las tres semanas de edad era probablemente el correcto.

Al momento de escribir este artículo (2009) en el Reino Unido, los precios del cerdo se han inclinado de regreso a niveles muy altos, debido a la escasez en la oferta en toda Europa. Junto con precios "relativamente" bajos de materias primas de alimentos balanceados, esto hace que baje otra vez la edad al destete óptima.

Hemos aprendido de este análisis que cada industria en el mundo tiene marcos cronológicos diversos, y también que cada negocio de porcicultura tiene diferentes estructuras de costos y precios.  Por lo tanto, en el cuadro 1 se comparan y contrastan datos de tres industrias separadas como eran en 2007/08.

Cuadro 1: Modelo de rendimiento financiero de la producción porcina 

Varía la edad al destete

El cuadro 1 ilustra que hay diferencias muy grandes en el nivel de rendimiento financiero en estas industrias diferentes. La porcicultura brasileña en 2007 con costos bastante bajos de alimento y otros fue al menos rentable, mientras que la porcicultura en EUA y el Reino Unido, con costos de producción muchos mayores, ni siquiera llegó al punto de equilibrio. De las tres industrias porcinas tan diferentes, el jurado podría resolver a favor de los últimos sistemas de destete en esta escala de tiempo económico. En otra escala de tiempo, la conclusión podría ser bastante diferente.

Hay también un claro mensaje para algunos de los negocios integrados a gran escala que existen hoy en día. Si pueden configurar el negocio y las granjas de producción individuales para permitir una mayor flexibilidad con el tiempo en cuanto al manejo de la edad al destete, hay algunas oportunidades interesantes de utilidades. - Pig International