En semanas recientes, me han preguntado muchas veces por qué los pollos procesados en Estados Unidos son tan grandes. Preguntan específicamente por las pechugas de pollo, que parecen ser enormes. Los que me preguntan, creen realmente que se debe a algún proceso "poco natural", tales como el uso de hormonas o antibióticos o algo.

La verdad es realmente muy sencilla: la genética. En el transcurso de los últimos 50 años, ha habido una selección genética muy fuerte del pollo de engorda, que ha reducido enormemente el tiempo necesario para que un ave esté lista para el mercado. En el caso de EUA en particular, la selección de las aves para que tengan más carne de pechuga ha sido el principal enfoque de las compañías de progenie primaria.

Otra razón de que haya aves grandes es que en EUA se van al mercado un promedio de dos semanas más tarde que en muchas regiones del mundo. Por lo que, las aves realmente son mucho más grandes.
Hay otros factores, tales como la inyección de salmuera al pollo durante el procesamiento, una práctica común en todo el mundo, pero que de pronto se ha cuestionado en EUA.

No obstante, es principalmente la selección genética la responsable de los pollos grandes. No son las hormonas (que nunca se usan), ni los antibióticos promotores del crecimiento (que no afectan directamente el crecimiento, sino que más bien permiten una mejor absorción de los nutrientes, que además no usan algunos de los principales productores estadounidenses).

Sin embargo, el consumidor promedio no está convencido: está seguro que "algo malo" se les da, se les inyecta o bombea a los pollos para que se hagan tan grandes.

El desafío de educar al consumidor cae directamente sobre los hombros de la industria avícola. Por lo que veo, el trabajo que se está haciendo no se está haciendo muy bien, que digamos. Una pregunta interesante y difícil es saber cómo se debe hacer el trabajo correcto. No es exactamente algo llamativo para que se mantenga por mucho tiempo la atención de alguien. Aún así, necesita transmitirse el mensaje al público.

¿Son mejores las granjas de tipo familiar?

Muchos de esos mismos consumidores de EUA que tienen ideas falsas sobre el pollo que comen, parecen también tener la impresión de que las granjas de tipo familiar son buenas y que las granjas comerciales, o "granjas fábrica" como se les conoce, son malas.

Realmente no me gusta el término "granja fábrica", creo que es completamente engañoso, por lo que no me gusta usarlo. Es un término que el movimiento de los derechos de los animales desafortunadamente ha tenido éxito en meterlo al grueso de la población.

Advertisement

La imagen de la granja familiar o el "rancho" es aquella en la que el avicultor tiene un pequeño número de animales, que a todos los conoce por su nombre y que los trata como si fueran miembros de la familia. Por lo tanto, esos animales deben ser más sanos y están tratados de forma más humana que los de las grandes granjas comerciales.

Por otro lado, la imagen popular de la "granja fábrica" es aquella en la que los animales pasan por el sistema lo más rápidamente posible, se les bombean químicos, se tienen bajo condiciones inhumanas para vivir, así como con un tratamiento inhumano.

Ambas imágenes comunes de la granja familiar y de la comercial están mal. No tengo nada en contra de las granjas familiares. Pero yo no doy por sentado que las granjas familiares crían animales más sanos o de una manera más humana que las comerciales. Realmente depende de cada avicultor en particular, y de cómo en realidad tratan a los animales. Lo que sí me desagrada, es la forma política en la que se usan las granjas familiares para oponerse a las grandes explotaciones comerciales que tratan de establecer en nuevas zonas.

Las grandes compañías pecuarias están bien conscientes de la necesidad de tratar a los animales bien y humanamente, para no solo procurar sus necesidades, sino también para darle confianza al consumidor en el suministro de alimentos.

El problema de hambre

En realidad, esta cuestión tiene implicaciones que llegan muy lejos. De acuerdo con la ONU y la FAO, cada noche se van a la cama con hambre más de mil millones de personas. Si no encontramos la manera de duplicar la producción de alimentos hacia 2050, la situación va a ser crítica (como si no fuera ya crítico mil millones de personas con hambre). Ese 100% de aumento en la producción de alimentos se tiene que hacer en casi la misma cantidad de tierra que actualmente se usa.

Los expertos de la industria calculan que 70% de este aumento en el suministro de alimentos debe provenir de mejoras en la eficiencia de la producción. Eso significa que el mejoramiento genético y nutricional va a ser el más impactado por la eficiencia en la producción.

Esto también significa que no se van a desaparecer, y no pueden desaparecerse, las explotaciones comerciales. Van a ser vitales para brindar suficientes alimentos para consumo humano y animal al mundo.

Y en lo que respecta a las granjas familiares, no creo que esto signifique que vayan a desaparecer, pero es sumamente claro que éstas mismas, no van a poder alimentar al mundo. IA