En Madrid, el 18 de mayo, se llevará a cabo la Cumbre Unión Europea, América Latina y el Caribe. A pesar de la crisis económica que todavía afecta a Europa, el optimismo prima entre los europeos y prevén que esta cumbre servirá para proyectar y reanudar acuerdos.

Es válido recordar que China está desplazando a Europa, convirtiéndose poco a poco en el principal socio comercial de América Latina. Luego de la crisis que se produjo en EUA y afectó severamente a Europa.

La Unión Europea (UE) continúa siendo el principal destino de las exportaciones latinoamericanas, aunque China se convirtió en 2009 en el segundo mercado de Brasil (superando a EUA); en el segundo de Argentina; en el primero de Chile; y muy próximo a este lugar está Perú.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) precisa que la UE podría mantener su lugar de privilegio si suscribe nuevos Tratados de Libre Comercio (TLC). En este momento la Unión Europea posee TLC con México y Chile y firmará otros convenios con Perú y Colombia, y posiblemente con países centroamericanos.

Con respecto al Mercosur, la UE tratará de reactivar los acuerdos, los cuales han estado paralizados por aproximadamente cinco años. Sin embargo, para lograr este paso, algunos analistas señalan que la UE debe superar el enfoque de algunos países europeos más proteccionistas, los cuales deben aceptar reducir sus subsidios agrícolas.

Advertisement

Un informe publicado en abril por la Cepal indicó que las exportaciones de América Latina a China sobrepasaron de 1% del total en 2000 a 6,9% en 2009, las proyecciones esperadas son de 19,3% para el año 2020.

El economista jefe del Banco Mundial (BM) para América Latina, Sr. Augusto de la Torre, destacó "los países que se están conectando cada vez más con Asia, especialmente con el sudeste asiático y China son aquellos que están demostrando un mayor vigor en su recuperación".

A la fecha China ha firmado Tratados de Libre Comercio (TLC) con Chile, Perú y Costa Rica, y el año pasado invirtió en la región una cifra superior a US$ 7.000 millones.

Las proyecciones internacionales prevén que China podría desplazar a la UE como principal cliente de la región latinoamericana para el año 2014 y convertirse en su principal exportador en 2015.

Para los europeos, actualmente se ha restablecido la confianza y por lo tanto estiman que hay muchas garantías para que estos pactos de libre comercio se concreticen en el corto plazo. Esto manifiesta que en Europa hay optimismo a pesar de las perspectivas internacionales sobre los mercados de exportación. – María de los Angeles Gutiérrez, corresponsal